El Thyssen reserva para 2012 los paisajes de Gauguin y Renoir

  • El museo presentará en marzo 'Paraísos y paisajes' con óleos de la colección de la baronesa · En noviembre llegarán las esculturas renacentistas del taller de Della Robbia

Tras sorprender al visitante con una exposición basada en los retratos naif que de su familia realizó su amiga Mercedes Lasarte, Carmen Thyssen anuncia para 2012 una exposición temporal con la que regresar a los grandes maestros de la pintura. Así, su museo malagueño recupera el esplendor de La tradición moderna en la Colección Carmen Thyssen -que incluía piezas de Tàpies, Miró, Monet y Picasso- con una nueva propuesta, Paraísos y paisajes en la colección Carmen Thyssen, la próxima muestra temporal que del 19 de marzo al 7 de octubre próximos recorrerá las grandes firmas del género desde el siglo XVII al XX, y que incluirá óleos de Gauguin y Renoir, según explicó ayer Lourdes Moreno, directora de la pinacoteca.

La exposición se abrirá con El jardín del Edén de Jan Brueghel, procedente del museo Thyssen madrileño, y recordará la visión "idílica y serena" que del paisaje tenían los grandes maestros, desde el romanticismo hasta "la perspectiva realista y naturalista", detalló Moreno. La mayoría de los cuadros -unos treinta seleccionados hasta la fecha- pertenecen a la colección propia de la baronesa, aunque la exposición contará también con algunos préstamos procedentes del Thyssen de Madrid, "algunos expuestos allí y otros que se encuentran en el almacén", aclaró la directora. La muestra incluye además lienzos de pintores americanos del XIX y del XX.

El año 2012 se cerrará en el museo con una exposición temporal radicalmente distinta pero que también tiende la mano a la historia del arte. La familia Della Robbia y el renacimiento italiano dará cabida en sus paredes desde el 6 de noviembre al 17 de febrero de 2013 a esculturas procedentes de este prolífico taller que tendrán como hilo conductor "el Quattrocento en Florencia y la influencia de esta familia en todo el renacimiento", comentó Moreno. En este caso, el peso de la colección provendrá de préstamos de museos extranjeros y se completará con algunas piezas de la colección que la baronesa ya posee en Málaga, como "dos ángeles oferentes", añadió la responsable del museo. La intención no es otra que recordar el trabajo escultórico de un taller que producía fundamentalmente para la iglesia y para los Medici y "que tuvo una relevancia grandísima en Italia heredada del medievo pero que evolucionó al Renacimiento", sostuvo Moreno. La difusión de esta obra vendría además a solventar el vacío en España de publicaciones y exposiciones de este tipo. "Hasta donde hemos rastreado no hay publicado ni expuesto nada en los últimos 20 años", comentó la directora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios