Tom Jones recupera en '24 hours' su sonido original

  • El cantante presentó ayer el Madrid su trabajo "más personal", en el que ha escrito la mayoría de las canciones

"No hay trucos en mi voz, lo que ves es lo que hay", aseguró Tom Jones al presentar ayer en Madrid su nuevo álbum, 24 hours, un disco en el que el Tigre de Galés desafía el paso del tiempo para volver a rugir a sus 68 años cumplidos. Vestido de oscuro y con unas grandes gafas, Sir Tom Jones se ha presentado con un jovial "hello!" ante los periodistas que le aguardaban para hablar de uno de sus álbumes "más personales", del que ha escrito la mayoría de los textos de las canciones, por primera vez en sus más de cuarenta años de carrera.

El éxito de su larga trayectoria es "un regalo del cielo" que tiene algunas claves. Primero, "hay que tener talento para pasar por la puerta", explicó el cantante; luego se precisa "deseo" de triunfar y además el "empuje" necesario para "mantener el fuego encendido".

Las brasas siguen calentando en 24 hours, donde Jones regresa al soul, un terreno que ya cultivó a comienzos de su carrera y en el que triunfan hoy las nuevas reinas del pop, chicas como Amy Winehouse o Duffy.

"Me encanta Amy, porque su música se parece mucho a la que yo hacía en los años sesenta y setenta", dijo Tom Jones.

El cantante, que también ha alabado en otras ocasiones a la galesa Duffy, no ha querido dejar pasar la ocasión para vengarse de los discográficas que en su día no creyeron en su propuesta de regresar a los sonidos calientes del soul: "Decían que no se podía hacer esa música, pero se equivocaban".

Convertido en referencia de los jóvenes valores, el cantante ha contado en 24 hours con Future Cat, el productor que está detrás de los éxitos de Lily Allen, Estelle y Kate Nash. El álbum se abre con una inspirada versión de I'm alive -Estoy vivo-, el clásico de Tommy James and The Shondells convertido aquí en toda una declaración de intenciones.

Jones ha tomado prestada también The hitter, una canción de Bruce Springsteen incluida en el álbum Devils and dust por la que mostró ayer una profunda admiración. Pero ambas canciones fueron las excepciones del material que sus colaboradores le propusieron grabar y que no convencía al cantante, quien sintió entonces "la necesidad" de escribir sus propios temas, según reveló ayer.

Los textos del cantante dieron un toque personal a un disco en el que este histórico seductor habla de amor en temas como If he should leave you, primer single del álbum, y que hoy provocó en su intérprete reflexiones de este tipo: "Sexo y amor van juntos, tienen que ver con el hombre y la mujer".

Jones hace balance en Seasons, un tema en el que evoca las "estaciones" de su vida. Pero que nadie piense en despedidas: "En uno de los versos de la canción ya digo que sigo creando recuerdos", aclaró.

En 24 hours, el cantante consigue mantener su voz en los registros que le hicieron famoso, como si el tiempo no hubiera transcurrido. Los periodistas quisieron saber ayer si hay algún truco. "No hay trucos: lo que ves es lo que hay", respondió el Tigre de Galés.

Recordó que sí, que cantó con Elvis Presley en más de una ocasión, pero que no, que nadie grabó unas interpretaciones por las que más de un fan vendería su alma. También reconoció que "el mayor premio" de su carrera lo recibió en 2006, cuando la reina de Inglaterra le nombró Caballero del Reino.

Antes de irse, el Tigre, Sir Tom, prometió regresar a España la primavera próxima, durante su gira europea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios