Toni Zenet protagoniza en el Cánovas la segunda sesión de 'El mal de Tourette'

  • El cantante y actor malagueño presenta el próximo miércoles a las 21:00 'De la eSe a la Zeta', un proyecto de poesía escénica creado especialmente para el ciclo, mientras continúa su éxito con 'Todas las calles'

Un 23 de febrero es un día tan bueno como otro cualquiera para dejarse conquistar por la voz de Toni Zenet. El próximo miércoles a las 21:00, el cantante y actor malagueño protagonizará la segunda entrega del ciclo de poesía escénica El mal de Tourette, un proyecto del también actor malagueño Miguel Zurita que tiene su sede en el Teatro Cánovas (la primera sesión, celebrada el pasado día 10 con Camilo de Ory, Francisco Nixon, Agustín Fernández Mallo y Eloy Fernández Porta ya dio cuenta de las ganas que había en Málaga de una iniciativa semejante). Ocurre que esta participación se da sólo unos días después de la presentación en un Teatro Cervantes hasta los topes, el pasado día 6 de este mes, del segundo y último álbum del artista, Todas las calles (alguno, al fin y al cabo, sí logra ser profeta en su tierra), pero lo que Zenet desplegará en el Cánovas es una propuesta bien distinta: De la eSe a la Zeta es un proyecto armado exclusivamente para El mal de Tourette, en el que se podrá disfrutar de un Toni Zenet conocido y a la vez distinto, de cualquier modo más íntimo, dispuesto a desnudar los procesos que culminan en la creación de una canción como objeto escénico.

Para De la eSe a la Zeta, Toni Zenet contará en el mismo escenario con la participación de algunos de sus colaboradores más estrechos: el escritor y artista plástico Javier Laguna, autor de la mayor parte de las letras de los dos discos del cantante (Los mares de China y Todas las calles); el guitarrista José Taboada y el percusionista Javier Viana. Todos ellos ponen alma y cuerpo a Una experiencia de cante y confección, un viaje a las entrañas de la composición musical que deviene en artículo poético misteriosamente arrimado al escenario.

Mientras, Zenet continúa disfrutando el éxito de Todas las calles, con su correspondiente gira de conciertos y sus altas cifras de ventas. En esta vorágine, poder verlo en De la eSe a la Zeta supondrá un verdadero privilegio, el de acercarse a un artista que decide bajarse en plena carrera, tomar un respiro, pasar un rato con los suyos y aliviarse un tanto del peso de la imagen a la que, inevitablemente, se mantiene atado. Como el mismo Zenet explicó recientemente a este periódico en una entrevista respecto a la categoría de crooner con la que fue sellado nada más iniciar su carrera musical, conviene poner las cosas en su sitio: "El diccionario dice que un crooner es un cantante que hace suyos los temas de otros, generalmente con voz grave, así que yo encajo más bien poco en esa definición. Creo que me bautizaron así por mi atuendo y mi influencia anglosajona a la hora de cantar, pero lo cierto es que muy al principio, cuando la gente me escuchaba en la televisión o en la radio, pensaban que era una chica la que cantaba". El bolero, eso sí, es el verdadero rey de la frontera, marca Zenet: "Como dicen los ingleses, If it's not broken, don't fix it; es decir, si el juguete no está roto, no lo arregles". Por ahora, dejad que suene.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios