Tony Gatlif llevará a la pantalla el libro de Hessel 'Indignaos'

  • El director de 'Exils' y 'Vengo' afirmó ayer que adaptará el ensayo "muy libremente"

El realizador francoargelino Tony Gatlif, autor de películas como Exils o Vengo y objeto estos días de una retrospectiva en el Instituto Francés de Madrid, explicó ayer que trabaja en un guión que adaptará al cine "muy libremente" el ensayo de Stéphane Hessel Indignaos. El realizador, hasta ahora consagrado casi en exclusiva a retratar el destino itinerante de su cultura, la gitana, ha entrado en contacto con el héroe de la Resistencia francesa, quien a sus 93 años ha impactado en el mundo editorial con su llamada a la insurrección pacífica.

Gatlif, director, músico, guionista, productor y actor que todavía tiene sin estrenar en España su última película, Korkoro, presentó en Madrid -ciudad en la que vivió y rodó una película, Corre gitano- un corpus artístico en un ciclo que cerró ayer con la fiesta gitana que tuvo lugar en el Instituto Francés de la capital. "España es el país más tolerante con los gitanos, gracias al flamenco", asegura quien nació en Argelia, llegó a París en la indigencia y un día se metió en el camerino del actor Michel Simon y decidió dar un giro radical a su existencia en una suerte de redención artística. "La cultura es la manera que tenemos los gitanos de hacernos respetar", asegura. Y él, ganador del premio al mejor director en Cannes, siente el reconocimiento de la comunidad artística pero rechaza la integración. "No somos nosotros los que tenemos que integrarnos. No somos lo que creamos guerras, desastres nucleares ni ecológicos. Todo el mundo tiene que respetar la ley del país en el que vive, pero hay que dejar a la gente respirar. ¿Por qué esa obsesión con la integración?", se pregunta.

Y él, a sus 62 años, todavía prefiere la vida nómada a la sedentaria. "Me cuesta mucho estar en un mismo sitio mucho tiempo. Y la cuestión de la edad... yo creo que todavía no soy maduro. Sigo viviendo como un anarquista y un rebelde. No es una cuestión romántica, pero no quiero aceptar la injusticia", dice y, quizá por eso, se ha embarcado en el proyecto cinematográfico de Indignaos. Estos días, en Madrid, se ha reencontrado con la ciudad en la que vivió. "Tengo ganas de ir al barrio de Lavapiés para ver si es cierto eso de que ahora está llena de gente china", afirmó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios