Torres Matas rescata 115 obras de su itinerario impresionista

  • El Museo del Patrimonio Municipal acoge desde ayer una antología del artista malagueño en la que se exponen cuadros de hasta 45 años de antigüedad

La muestra Torres Matas. Antológica de este artista malagueño rescata alrededor de 115 obras de su itinerario impresionista, que abarca desde lienzos creados hace casi medio siglo hasta varios de la época actual, y que se exponen desde ayer  y hasta el 15 de febrero en el Museo del Patrimonio Municipal (Mupam) de la capital. En su presentación, Francisco Torres Matas apuntó que ha mantenido siempre “una fidelidad absoluta al impresionismo”, aunque confesó que en alguna obra lo ha abandonado, para luego retornar a “mi feudo, el impresionismo, donde de verdad me encuentro a gusto pintando”.

El pintor indicó que su estilo impresionista “permanece de principio a fin” en la colección expuesta en esta pinacoteca de la capital, que conjuga cuadros actuales con el más antiguo, “que puede tener unos 45 años”, aunque aseguró que a pesar de faltar obras “no hay ninguna laguna en la cronología”.

Torres Matas, impresionista “de cabo a rabo” –como él mismo afirmó– es representante de la escuela figurativa malagueña, basado en la pintura de la generación de la preguerra, con el control del dibujo y la utilización del color como pilares fundamentales.

Tras sus salidas a Madrid o a países europeos, definió un modo pictórico con un guión apoyado en la mediterraneidad, con el uso de la luz como principal factor personal.

Nacido en 1945, el artista trabajó en sus inicios con el carbón, el colorido, la composición, la fotografía y el fotograbado, y asistió durante tres años al Círculo de Bellas Artes de Madrid, momento a partir del cual comenzó a obtener los primeros reconocimientos públicos.

En la década de los 70, concurrió con varias obras en la Semana de Málaga en Nueva York y en 1974 fue seleccionado para representar a España en una muestra de arte europea en Nueva Zelanda. En 2007 tuvo lugar su primera exposición individual, y a partir de entonces recibió encargos privados e institucionales, como el cartel anunciador de la Feria de agosto de Málaga en 1995.

La pintura religiosa ha ocupado gran parte de la obra de este artista malagueño y, en este sentido, ha elaborado el estandarte de la hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y Nuestra Señora de Dolores del Puente y el estandarte del Cristo de los Desamparados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios