Trinidad Gan gana el Premio de Poesía Generación del 27

  • La escritora granadina obtiene el galardón concedido por la Diputación de Málaga gracias a un poemario vitalista sobre "la fugacidad del tiempo"

La escritora granadina Trinidad Gan. La escritora granadina Trinidad Gan.

La escritora granadina Trinidad Gan. / maría de la cruz

"Río Naches. Justo debajo de las cascadas. / A veinte millas de cualquier ciudad. Un día / de densa luz solar / colmada de los olores del amor. / ¿Cuánto nos queda? / Tu cuerpo, agudeza de Picasso, / ya se seca al aire de la montaña. / Te seco la espalda y las caderas / con mi camiseta. / El tiempo es un león de montaña. / Nos reímos por nada, / y cuando te toco los pechos / hasta las ardillas /quedan deslumbradas". Estos versos de Raymond Carver inspiraron a Trinidad Gan (Granada, 1960) a la hora de titular el poemario con el que ha ganado el Premio Internacional de Poesía Generación del 27, que ayer se falló en Málaga. "El verso y título de la obra -El tiempo es un león de montaña- me remite a imágenes de la iconografía norteamericana", señala Gan.

La escritora granadina trata de explicar en el poemario premiado qué es el "el tiempo para el ser humano y la fugacidad de éste". "Hablo del tiempo en sus múltiples facetas, una de ellas la histórica. La crisis social y ética por la que estamos pasando tiene su base en acontecimientos del pasado", reflexiona. La autora, influenciada por Egea y la poesía de la experiencia, se fija en "el mundo que nos rodea, el lugar que ocupan las mujeres en él, la situación social que vivimos, con el desempleo como protagonista" y lo vuelca en sus poemas.

Este libro aborda cómo la memoria no es fiel a los recuerdos, que a veces son falsos"

Gan no sólo mira hacia fuera, también lo hace hacia dentro. "Hay una parte más íntima, más personal, donde hablo de cómo se desarrolla el tiempo dentro de nosotros, de cómo la memoria no es fiel a nuestros recuerdos, que a veces son falsos recuerdos", razona. Aunque pueda parecer pesimista este discurso, El tiempo es un león de montaña, dice su autora, es "una celebración del presente, del contacto con la naturaleza, de la curación que supone el viaje, de la felicidad a raíz del encuentro con el otro, de la palabra del otro".

"Abrumada" por la noticia, a la autora le hace más ilusión este galardón que cualquier otro porque siempre fue una lectora -"es casi una adicción patológica"- asidua a los poetas de la Generación del 27. "Lorca, Cernuda, -Emilio- Prados. A todos ellos los leí en el instituto", recuerda. Además, recalca Gan, "es muy importante señalar que en los últimos años se han recuperado las obras de poetas de esa generación, sumidas en el olvido durante tanto tiempo, como María Teresa León, que siempre me encantó, Concha Méndez o María Zambrano. Con ellas estoy aprendiendo mucho y no sólo de poesía, sino también de conciencia femenina activa".

Antonio Jiménez, que ha formado parte del jurado, resaltó ayer en el acto de lectura del fallo celebrado en Málaga que el libro ganador "revela una escritura clara y de notable precisión, que aborda los recuerdos del amor y de las derrotas cotidianas y se enfrenta al mismo tiempo a la soledad, la esperanza, el deseo y el dolor". La ganadora de este galardón concedido por el Centro Cultural Generación del 27 es una poeta "con una trayectoria relativamente extensa" y esta obra "muestra muy claramente su evolución" respecto a libros anteriores y mantiene "un desdoblamiento muy elaborado de la voz poética" que ya estaba presente en su poemario anterior, Papel ceniza, según el fallo.

El libro galardonado presenta "un ritmo sostenido en el que tiempo y memoria dialogan con la tradición dentro de un intenso vitalismo" y tiene "un registro muy amplio tanto en el sentido temático como tonal", añadió Jiménez. "A veces en primer plano se sitúa la solidaridad con la historia inmediata, y el tema del viaje también es fundamental, como la cuestión de los recuerdos, el amor, la soledad y la atención a lo cotidiano", según este miembro del jurado.

En las diez obras finalistas entre las que ha deliberado el jurado había una gran "diversidad" y una "representación muy plural de diferentes estilos y temáticas", ha señalado Jiménez. En el mismo sentido se pronunció el director del Centro Cultural Generación del 27, José Antonio Mesa, que apuntó que había "distintas corrientes y escuelas y libros muy diferentes, desde alguno muy clásico, incluso con sonetos, hasta este libro, mucho más narrativo y contemporáneo".

A esta vigésima edición del Premio Generación del 27, que además de dicha dotación económica prevé la publicación de la obra ganadora por la editorial Visor, se han presentado 129 obras desde toda España y otros países como México, EEUU, Argentina, Perú, Colombia, Chile, Cuba, Uruguay, Reino Unido e Israel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios