Unicaja relanza la Fundación Berrocal, que sueña con un museo

  • Su primera actividad será una exposición de esculturas en la calle Larios y la Plaza de la Constitución, 'Guerreros y toreros', del 9 de junio al 27 de julio, compuesta por diez grandes torsos y dos figuras taurinas

Comentarios 1

"Los tiempos y los interlocutores han cambiado", afirmó ayer Cristina Blais, viuda del escultor malagueño Miguel Ortiz Berrocal, fallecido en mayo de 2006. La presidenta de la Fundación Escultor Berrocal para las Artes, constituida el pasado noviembre, se refería así al deseo de retomar las negociaciones con la Diputación de Málaga para la creación de un museo con la obra del artista en su ciudad natal, Villanueva de Algaidas, que quedó paralizado poco antes de su muerte por el desacuerdo con las instituciones. "Sería bonito retomar el proyecto", subrayó Blais.

Lo que sí es un hecho es la firma de un convenio de colaboración de la Fundación Escultor Berrocal para las Artes con la Obra Social de Unicaja, que tendrá una vigencia de cinco años, para la celebración de diversas actividades. La primera de ellas será una exposición al aire libre de una docena de monumentales esculturas de Berrocal, que se desarrollará en la calle Larios y la Plaza de la Constitución de Málaga del 9 de junio al 27 de julio, sólo medio año después de que la muestra de Rodin organizada por la Fundación La Caixa ocupara el mismo emplazamiento.

Felipe Faraguna, director de la Obra Social de Unicaja, indicó que la aportación total a la Fundación será de 450.000 euros, a razón de 90.000 euros anuales, y mostró su disposición a colaborar en el proyecto del museo, aunque éste debe ser "una responsabilidad compartida con las instituciones públicas". Pero, Faraguna añadió: "Seremos parte activa".

La Fundación Escultor Berrocal para las Artes, constituida el pasado noviembre "como instrumento jurídico para gestionar todo el legado artístico" de este creador, quiere habilitar en su taller "un espacio didáctico vivo, que no será un sustituto del museo, sino un complemento", precisó Blais. De momento, su patrimonio es de tan solo 84.000 euros. "Ahora, tenemos que catalogar su obra", apuntó su presidenta y viuda del artista.

Su primera actividad, la exposición al aire libre de una docena de monumentales esculturas de Berrocal, bajo el nombre de Guerreros y toreros, ni tan siquiera se realizará con fondos de la fundación, sino que la piezas que ocuparán el centro de la ciudad "son de las colecciones de los herederos", reconoció Cristina Blais -las únicas piezas pertenecientes a la fundación, de momento, son las maquetas de estas esculturas-. "La fundación se dotará poco a poco de más cosas", anunció su presidenta.

Entre los objetivos principales de la Fundación Escultor Berrocal para las Artes, además de "retomar la cuestión del museo", destaca la catalogación de toda la obra de Berrocal, así como las cintas de cine, las más de 15.000 diapositivas, la documentación que se digitalizará y su biblioteca, puesto que el artista "elaboraba sus obras con centenares de dibujos previos, maquetas y recortes", enumeró Blais. La viuda de Berrocal recordó que cada escultura nacía de un proceso de "siete pasos", entre "positivo y negativo de la pieza". Uno de los propósitos didácticos de la fundación será dar a conocer la forma de trabajar del escultor, "que no era un artista gestual", sino que estudiaba a fondo cada pieza. Como ejemplo del meticuloso trabajo del escultor, su viuda comentó que disponen de 32 cajas con material diverso que usó Berrocal para una sola escultura. Esa es la clase de documentación que serviría específicamente para la parte pedagógica del museo soñado por la familia del artista: "Estoy abierta a cualquier negociación", fue una de las frases de Cristina Blais en ese sentido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios