Vanguardia y naturaleza coincidirán a finales de año en el Museo Thyssen

  • Se expondrán obras de Olafur Eliasson, Sara Lucas y Sergio Prego, entre otros artistas

La vanguardia artística "más vanguardista" llegará a final de año al Museo Thyssen-Bornemisza con una selección de obras procedentes de la colección de arte contemporáneo de Francesca Thyssen, con obras de Olafur Eliasson, Sara Lucas, Pipilotti Rist o Sergio Prego, entre otros. Una espectacular obra del brasileño Ernesto Neto, que llenará el hall de entrada del museo, dará comienzo a una exposición que supondrá "un cambio de imagen temporal" del Thyssen, según Guillermo Solana, conservador jefe del museo . "Por primera vez vamos a tener, de diciembre a marzo, una selección de estos fondos tremendamente actuales, de la vanguardia más vanguardia, reunidos en torno al tema de la naturaleza", añadió.

La exposición, que sorprenderá al público habitual, supone una nueva convivencia entre el arte contemporáneo y los museos clásicos algo, por otra parte, "inevitable" según Solana. "La combinación de arte antiguo y arte contemporáneo puede ser maravillosamente reveladora o puede ser una tontería. He visto en el extranjero iniciativas que no me han gustado nada", pero, por el contrario, calificó de "magnífica" la exposición que actualmente exhibe el Museo del Prado en la que el norteamericano Cy Twombly recrea la batalla de Lepanto.

Este tipo de programaciones son imprescindibles en los museos, pero no para atraer al gran público, no siempre interesado en estas confrontaciones, sino por poner al día sus recursos "y mostrar la vigencia de la pintura antigua que vive, en buena parte, a través de lo que dice a los artistas vivos. Unas generaciones miran a las anteriores y dan su versión. Tratar de entender el arte del siglo XX desconectándolo del pasado es absurdo", sostuvo el experto.

Con exposiciones muy populares como las de Van Gogh, Durero y Cranach, y el retrato en el siglo de Picasso, el Thyssen alcanzó el pasado año una cifra récord de visitantes cercana al millón, lo que supone un reto que no siempre va a ser posible mantener. "Para mí es importante el número de visitantes; no juego a la coquetería de decir que no me interesa", manifestó Solana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios