Las catas en el Villalón destapan una factoría romana de salazones

  • En el subsuelo del futuro Museo Thyssen los arqueólogos han hallado un gran espacio abierto que se mantuvo en vigor del siglo III al V con sólidas canalizaciones de agua

Los cimientos del futuro Museo Thyssen de Málaga se aferran a la vida marinera de la ciudad. Desde el pasado mes de noviembre trabajan en el subsuelo del Palacio de Villalón (calle Compañía) un equipo de arqueólogos municipales en busca de huellas de vida primigenia. Y en su segunda fase de catas han hallado la estructura de una gran cetárea, una suerte de vivero en comunicación con el mar destinado a actividades relacionadas con la pesca, como los salazones y factorías de garum. Se trata de un patio de al menos 10 por 15 metros de profundidad que estuvo en funcionamiento durante tres siglos, del II al V d. C.

Según explica la directora del equipo de arqueólogos, Carmen Peral, las excavaciones realizadas revelan además la existencia de un sólido sistema de drenaje y canalizaciones de agua bajo un espacio abierto y separado por bancos corridos "que a juzgar por las hileras de pilares debió estar porticado para trabajar a la sombra", sostiene Peral. El exterior de esta factoría presenta muros de tres metros de alto "muy reforzados con piedra ladrillo romano y bipedales", comenta.

Asimismo, bajo tierra los técnicos han hallado restos de sigilata, (cerámica romana) punzones y otros instrumentos de bronce que, junto al pavimento de opus signinum (un tipo de aparejo) permiten deducir "el tipo de labor que allí se realizaba, ya que si fuera una zona de usos domésticos se utilizarían mosaicos", detalla Peral. Completan la información recabada las piletas de salazones que se han encontrado en la parte sur de calle Compañía.

Los arqueólogos tienen previsto culminar las catas a principios del próximo mes de marzo. Hasta entonces continuarán recabando datos que permitan elaborar un informe lo más exhaustivo posible con el que propondrán al Ayuntamiento de Málaga incluir los hallazgos en el proyecto de la futura pinacoteca. La primera fase de excavación desveló la existencia de viviendas almohades y nazaríes con pequeños patios anexos a la residencia principal del Marqués de Villalón.

Durante la quincena de trabajo restante Carmen Peral y su equipo no prevén ahondar más sobre el terreno excavado "porque desde la plaza de la Constitución al sur se ha construido sobre terreno ganado al mar y la primera ocupación es romana, no encontraremos nada de periodos anteriores", resume.

Las armaduras y artesonados de este inmueble han sido restaurados por el arquitecto especialista en arte mudéjar Enrique Nuere y formarán parte de un estudio parietal sobre los alzados del palacio que prepara el equipo de arqueólogos municipales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios