Vitrinas para transformar el Centro

  • Abre la primera escuela de escaparatismo profesional, que pretende volcarse en las pequeñas tiendas del casco histórico: desde los puestos del mercado a los ultramarinos para potenciar el espacio

Se llaman Cincobolas, como la emblemática calle malagueña, y vienen dispuestos a revolucionar el pequeño y mediano comercio de Málaga. Cuatro profesionales están detrás de la primera escuela de escaparatismo de la ciudad, que abre sus puertas en pleno centro histórico, desde donde quieren empezar su particular revolución del merchandising.

"Queremos que los alumnos hagan sus prácticas en las pequeñas tiendas 'de toda la vida' del centro histórico para que sus escaparates sean atractivos y compitan con los de las grandes franquicias", explica la directora del centro de formación Cincobolas, Auxi Carretero.

El objetivo es sumarse a la tendencia de transformación que actualmente experimenta el casco histórico de la ciudad. "El centro está cambiando mucho ahora y queremos aportar nuestro grano de arena, hacer cosas nuevas", insiste Carretero.

Frente a los escaparates uniformes de las grandes franquicias que arman profesionales con más medios, Cincobolas pretende hacer propuestas originales y para el pequeño comercio. Y ello, pese a que la mayoría de los alumnos son trabajadores de estas grandes firmas.

Uno de los proyectos es ofrecer sus servicios a los puestos del mercado de Atarazanas para que expongan sus productos con creatividad, al estilo del reconocido Mercado de la Boquería de Barcelona. "El escaparatismo no es sólo vestir maniquíes, sino que veas una fruta y te apetezca comprarla", dice la directora del centro de formación que en su primer mes de andadura ya cuenta con nueve alumnos, que asisten a clases de martes a viernes entre las diez de la mañana y las dos de la tarde.

A Cincobolas vienen profesionales de influencia nacional e internacional y de las disciplinas más dispares. Desde grafismo y comunicación a fotografía, diseño de expositores, interiorismo de tiendas, iluminación, escenografía o peinado de pelucas y maquillaje de maniquíes, entre otros. "Queremos atraer a gente que venga de otros campos, que cualquier profesional pueda venir y colaborar".

De hecho, los alumnos lo han hecho todo en el primer escaparate montado en la escuela. "Hicieron un collage y cada uno propuso una tendencia de ropa y una decoración apropiada para enmarcarlo; entre todos eligieron la tendencia dandy y propusieron el marco del circo y todo lo hicieron ellos, como las faldas con trozos de tul, los tocados, el tapizado, las estrellas...", explica la directora.

El temario que de momento manejan los estudiantes aborda las técnicas de montaje de escaparates desde diferentes tipologías: desde exposiciones de grandes dimensiones, a vitrinas o estanterías y, sobre todo, el manejo de todos los materiales y herramientas necesarias, como el color, el dibujo o la pintura.

El local de Cincobolas se ha integrado con la ciudad, e incorpora exposiciones o proyecciones de autores malagueños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios