Woody Allen no descarta otro rodaje en España

  • El cineasta presentó en el festival su película, protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz

Woody Allen está encantado con Vicky Cristina Barcelona, su última película, que se estrenó ayer en Cannes, y especialmente con dos de sus protagonistas, Javier Bardem y Penélope Cruz, a los que calificó de "exóticos", "extremos" y "grandes actores". Incluso llegó a decir que le gustaría "poder ser como Javier en esta película", una comedia romántica en la que interpreta a un carismático pintor que mantiene su relación con su ex mujer (Cruz) mientras se mezcla en una enredo amoroso con dos jóvenes estadounidenses (Scarlett Johansson y Rebeca Hall).

Allen justificó la elección de los dos intérpretes españoles porque las jóvenes norteamericanas de la película "vienen a esta maravillosa ciudad y se relacionan con estas dos personas (Bardem y Cruz) que representan casi un encanto místico, sensualidad e imaginación".

"Javier tiene un enorme carisma y Penélope es increíble en la pantalla", agregó. "Cualquier persona que viniera de vacaciones a Barcelona y se encontrara con Javier y Penélope tal y como están en la película, se verían seducidos por ellos", aseguró el director. Respecto al rodaje, Allen aseguró que fue una experiencia "muy agradable". "Además tenía unos amigos que tocaban música, así que pasé mucho de mi tiempo libre tocando jazz". Incluso señaló que planea volver a situar un filme en España y que, aunque no descarta Barcelona, podría ser en Madrid o San Sebastián.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios