Xavier Bermúdez vuelve a Málaga con las obsesiones de 'Rafael'

  • El director de 'León y Olvido' retrata en su nueva cinta la vida cotidiana de un 'voyeur'

Tras Bárbara. Con la cámara al hombro, siguiendo los pasos de una guapa chica embarazada que en sus clases de interpretación obliga a sus alumnos a desnudarse para enfrentar con libertad al reto actoral. Así comienza Rafael, el nuevo largometraje de Xavier Bermúdez que escoge a Manuel Cortés como protagonista absoluto. Él es un hombre que necesita ver sin ser visto, que encuentra el aliciente de su vida justo en la de los demás, detrás de esas ventanas que nunca podrá traspasar, ¿o sí?

Hablada en gallego y rodada en La Coruña, el largometraje cuenta cómo Rafael es capaz de conciliar su trabajo de funcionario con su obsesión por las mujeres. Todos los días, sigue incansablemente a un objetivo y cuando consigue acercarse a ellas las atiende con gran dedicación. Pero con ninguna parece llenar la falta que lo empuja compulsivamente a su obsesión por ellas. "Aunque el protagonista tiene un lado ensimismado, no deja de ser un mirón, la mirada es muy importante en la película y la ciudad, un personaje más", comentó ayer en la presentación el director y guionista que ya consiguió el Premio Especial del Jurado en este certamen por León y Olvido.

Rafael es una película mucho más arriesgada que León y Olvido, aunque tiene elementos comunes como el humor negro y cierto desenfado a la hora de tratar temas serios sin dejar de darles esa categoría", añadió el cineasta, que se siente particularmente orgulloso de haber engarzado la estructura sin apoyarse en ninguna trama o intriga. "Estoy muy contento de haberlo sustentado simplemente en hechos de la vida cotidiana, situaciones en las que siempre late algo más inquietante y violento", afirmó Bermúdez.

A Manuel Cortés le acompañan en el reparto las actrices María Tasende, Nerea Barros y Sonia Méndez. Ellas son las espiadas. Algunas con conocimiento de causa y otras no. "En Rafael no se juzgan los comportamientos de los personajes, es un retrato de una conducta en algunos casos corriente y en otros anómala", subrayó el cineasta que consiguió una decena de premios internacionales con su anterior propuesta. "Si tuviéramos los mismos resultados sería un gran éxito", apuntó Bermúdez. Otra cosa muy diferente será la distribución de este gris largometraje en las salas comerciales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios