'Zut' tiene una nueva cita con la reflexión contemporánea

  • La revista malagueña de arte y pensamiento edita un nuevo número con las firmas de Maite Méndez, José Luis Pardo y Manuel Arias Maldonado, entre otros colaboradores

Una porción de tierra rodeada de agua y un reducto para el recreo literario. Zut da nombre a una isla dálmata y título a una publicación malagueña entregada al arte, cultura y pensamiento contemporáneos. Con esmerada edición y selecto contenido, la revista acaba de sacar su octavo número que lleva las firmas de José Luis Pardo, Martín Caparrós, y los malagueños Maite Méndez y Manuel Arias Maldonado, entre otros.

"Somos una isla. Y ser una isla es una de las pocas cosas respetables que todavía nos dejan los bárbaros", suscribe en la primera página de este número, Carlos Font, director editorial de Zut.

La revisión del Mayo del 68, la corriente ecologista, el choque de civilizaciones o el camuflaje como excusa artística se dan cita en las páginas de esta publicación que comparte el espacio dedicado a una sociedad en movimiento con aportaciones literarias como los aforismos o el repaso a la trayectoria de Paulo Coelho.

Inaugura la presente edición un artículo del filósofo iraní Ramin Jahanbegloo bajo el título Diálogo y no violencia más allá del choque de intolerancias. Como respuesta ofrece la posibilidad de canalizar ese pulso en la dirección adecuada de forma que surja una "oportunidad de oro para el nacimiento de una autorreflexión constructiva", razona el autor.

En Espectros del 68, el premio Nacional de Ensayo, José Luis Pardo, rescata la figura de Guy Debord y uno de sus mejores títulos, La sociedad del espectáculo. "Para celebrar , o mejor dicho lamentar, todo el tiempo que ha pasado desde entonces", sostiene Pardo. Por su parte, Manuel Arias Maldonado, profesor de Ciencias Políticas de la UMA, ironiza sobre la corriente ecologista que impregna de pseudocompromiso y fachada el predicado de muchos. "¡Ahora todos somos verdes! Desde la arquitectura sostenible a la inspiración ecológica de las colecciones de moda, pasando por la reorientación estratégica de las grandes empresas o la preocupación oficial de los gobiernos", denuncia.

El apartado gráfico lleva la rúbrica del artista César Ordóñez en la ilustración de la portada (y en las páginas de Martín Caparrós), y la de la fotógrafa australiana Joanna Callaghan en la sección Portafolio.

"Ésta es una revista minoritaria con contenidos culturales que hacen referencia al pensamiento", resume su editor como línea de trabajo. El matiz minoritista alude directamente al carácter inherente de toda revista cultural. "Este tipo de publicaciones tienen la difusión que sabemos. No hay más que ver cómo cada vez se eliminan más de las librerías", lamenta Font.

Zut, de periodicidad trimestral, se distribuye principalmente en los centros de arte del país, bibliotecas y a través de suscripciones, con una tirada de dos mil ejemplares. El próximo número saldrá a la calle en otoño, y para el próximo año sus creadores tienen previsto incluir un monográfico especial entre las cuatro ediciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios