¿Y ahora qué?

La marcha de John Byrne de The Uncanny X-Men, a comienzos de 1981, deshizo uno de los equipos creativos más sólidos y vibrantes de su tiempo, el célebre triángulo Claremont-Byrne-Austin. Al tiempo que Byrne se marchaba también su entintador Terry Austin, y solo Chris Claremont permaneció a bordo de la cabecera mutante, dispuesto a demostrar que el éxito de la serie le debía más a sus guiones que al mágico arte de los otros dos.

El tercer volumen de la colección Marvel Gold dedicado a la seminal y dilatada etapa de Claremont al frente de La Patrulla-X arranca con el número 144 de The Uncanny X-Men, ya sin Byrne, y muestra los esfuerzos del guionista por alcanzar nuevas e imaginativas cotas. Claremont profundiza en el análisis de personajes, dando especial protagonismo a la recién incorporada Kitty Pride y al enemigo por excelencia del grupo, Magneto, que comienza aquí a virar en sus motivaciones. Se presentan también nuevos conceptos y personajes, como Pícara, el Nido o los Saqueadores Estelares, y motivos heredados de la fantasía, los cuentos de hadas y la ciencia ficción, que convierten el conjunto en un retablo delicioso.

La mayoría de las páginas de este grueso y entretenidísimo tomo, fechadas entre 1981 y 1982, están firmadas por Dave Cockrum, quien rellena con solvencia y gracia el gigantesco vacío dejado por Byrne. Y del resto de artistas destaca el Michael Golden del The Avengers Annual 10 y de los dos primeros números de Marvel Fanfare -cabecera de la que aquí se incluyen cuatro-, con el retorno de Carol Danvers y la enésima visita de los mutantes a la Tierra Salvaje de Ka-Zar, respectivamente. Dos tebeos de Spider-Woman, parte de un Bizarre Adventures y todos los episodios de The Uncanny X-Men desde el 144 hasta el 158, más el Annual 10 de esta misma cabecera, así como numerosos artículos y extras, completan un libro más que recomendable.

Chris Claremont, Dave Cockrum, etc. Panini. 624 páginas. 39,95 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios