Dos amigos unidos por amor al arte

  • CaixaForum organiza la exposición 'Dalí, Lorca y la Residencia de Estudiantes' el próximo 22 de septiembre en Madrid · El evento aportará una visión inédita de la relación entre ambos creadores

Comentarios 1

A veces el arte trasciende al genio, al poeta, al pintor y se transforma sólo en algo hermoso que compartir entre desconocidos, sin que importe el camino que el artista ha recorrido, sus amistades, aquellos detalles que influyeron en su obra, los flecos humanos que unen sus páginas biográficas engrosadas de éxito.

En uno de estos recovecos artísticos podrían enmarcarse los siete años que compartió Federico García Lorca con el pintor Salvador Dalí y que ahora pretende recuperar CaixaForum con la exposición Dalí, Lorca y la Residencia de Estudiantes, una mirada inédita a la relación entre estos dos genios de principios del siglo XX que abrirá sus puertas en Madrid entre el 22 de septiembre y el 2 de febrero del próximo año.

La muestra, que está organizada conjuntamente por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, la Fundación Federico García Lorca y la Fundación Gala-Salvador Dalí, recogerá más de 300 piezas procedentes de más de 150 lugares diferentes, entre documentos y obras de arte, con la intención de mostrar la importancia del diálogo artístico y la relación intelectual que existió entre uno de los poetas más influyente de la Generación del 27 y el famoso pintor surrealista.

La organización de este evento, que se enmarca dentro del centenario de la Residencia de Estudiantes, pretende subrayar las tres etapas que caracterizan los cambios de referentes artísticos entre Dalí y Lorca durante los años 20. Una primera sección recogerá el inicio de la relación entre dos artistas que comienzan a compartir su arte, mientras que una segunda etapa mostrará una amistad más madura que coincide con el mayor momento de acercamiento artístico entre ambos artistas. La última parte de la exposición estará dedicada al periodo de alejamiento que experimentaron tras dejar la Residencia en 1929.

Pero esta ojeada al pasado del edificio universitario también concede la oportunidad de sumergir al público en la Europa de las vanguardias. Obras de Cezanne, de Chirico, Ernst, Gris, Grosz, Miró y Picasso, entre muchas otras, completarán el catálogo de la exposición como piezas que influyeron en los protagonistas de la muestra.

Este homenaje a la amistad y al arte estará abanderado por Juan José Lahuerta, doctor por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona que ostentará la función de comisario mientras que en la cúspide de la coordinación estará Ignasi Miró, director del Área de Cultura de CaixaForum, que considera esta muestra como "ineludible" y la más "compleja" que ha realizado la entidad hasta la fecha.

La exposición no sólo rescatará reconocidas obras de arte, también intentará acercar físicamente la relación que mantuvieron poeta y pintor con la recreación de uno de los dormitorios de la Residencia, un empeño de los organizadores por llevar al espectador el ambiente creativo y cultural que respiraron ambos artistas entre libros, recitales y pinturas mientras estudiaban juntos en la institución madrileña.

Después de compartir escritos, bocetos e inquietudes vanguardistas en el Madrid de los años 20, el escritor granadino y el pintor surrealista aún se permiten el lujo de servir de inspiración en el mundo de las artes: el cineasta cántabro Manuel Gutierrez volverá al cine con motivo de esta exposición para rodar Coloquio en la Residencia, un documental sobre el edifio universitario que será la única aportación audiovisual a la muestra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios