El arte y los valores islámicos, adaptados a la última moda

Vestidos convertidos en soporte para mostrar la historia de Iraq, miniaturas iraníes o los famosos burkinis de una diseñadora española tienen cabida estos días en el variado festival de moda islámica de Teherán. En la sala Vahdat del centro de la capital iraní, se presentan tanto las últimas tendencias de diseñadores iraníes como una selección de vestimentas procedentes de países como España, Francia, Irak, la India y Rusia.

La subdirectora de la sección internacional del VII Festival Fayr de Moda, Mona Talashan, explicó a Efe que el objetivo del evento es "mostrar elementos iraníes, orientales e islámicos en diseños modernos". Los criterios para la selección de los diseñadores extranjeros se basaron en los motivos decorativos empleados, con influencia iraní o islámica, y en el potencial uso de esos ropajes por las mujeres musulmanas, señaló Talashan. Siguiendo este concepto de respeto de los valores islámicos y de Irán, país en el que las mujeres tienen que cubrir completamente su cuerpo, incluido el cabello, el Festival Fayr invitó a la diseñadora hispano-marroquí Soumia Elouali Hanini.

Teherán presenta las últimas tendencias de los diseñadores iraníes

Esta diseñadora, artífice de la marca Sumaya, aseguró a Efe que sus burkinis son "aptos para el estilo de vida de la mujer musulmana, para que pueda bañarse en la playa o la piscina y practicar deporte". La idea de diseñarlos le surgió después de observar que las mujeres en el norte de África se bañaban con camisetas y mallas de algodón, que al tardar mucho en secarse provocan problemas de salud como infecciones de orina.

Empleando la misma tela que los bañadores, pero unos cuantos metros más, confeccionó unos burkinis que también son adquiridos por mujeres no musulmanas que deben protegerse del sol porque han sufrido por ejemplo cáncer de piel. Hanini espera poder ser "pionera" con sus burkinis en Irán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios