Más atentos a los corrales que a otra cosa

La mansada con la que ayer regresó Samuel Flores a La Malagueta después de casi dos décadas de ausencia dio al traste con la corrida. En un festejo aburrido, los aficionados anduvieron más atentos a lo que acontecía en los corrales que a lo que realmente estaba pasando sobre el ruedo. En el tendido los sombreros y los abanicos daban colorido a la tarde entre rumores. Los toros de la nocturna de ayer no se aprobaron hasta mitad de tarde y los de la nocturna de hoy también tuvieron baile de corrales y de ganadería. La radio fue una buena compañera en el tendido. También interesaba el estado de salud del diestro colombiano Luis Bolívar, herido sobre el albero de pronóstico "grave" el jueves y que ayer seguía ingresado en la UVI de la clínica Doctor Gálvez, "sin fiebre pero con fuertes dolores en la pierna afectada".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios