El cine de autor y el drama hospitalario, ases de TV Málaga

  • Juanjo Puigcorbé encarna en 'Paciente 33' a un cirujano implicado en un error fatal

El segundo Festival Nacional de Cine y Ficción para Televisión TV Málaga pasó en su jornada de ayer de una apuesta por el cine de autor, Mà morta truca a la porta (Mano muerta llama a la puerta), de Ramón Costafreda, a un drama con Juanjo Puigcorbé, Paciente 33, de Silvia Quer.

Costafreda admitió que su telefilme, producido para TV 3 y Televisión de Galicia (TVG), es arriesgado dentro de este formato, a pesar de que considera que la televisión ofrece "unas posibilidades creativas difíciles de vender a productores de cine". También apreció dos modelos distintos en este tipo de producciones, el americano y el que se desarrolló en países europeos como Alemania o el Reino Unido, donde se dirigió hacia la "experimentación". En su caso, aseguró que ha rodado "con libertad cinematográfica" y para llevar a la pantalla estas historias basadas en los cuentos de Sergi Pàmies, que intentan acercarse al "carácter" de los personajes.

Mientras, en Paciente 33, Puigcorbé encarna a un cirujano de trasplantes entregado a su trabajo, aunque cuando a su hijo de 7 años se le diagnostica una enfermedad hepática grave, el protagonista comete una imprudencia profesional por la que será acusado de homicidio y que pondrá en peligro toda su carrera. El actor consideró "un bombón" tener la posibilidad de hacer un personaje "al límite".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios