Los bailarines de la Ópera de París se deslizan por Marbella

  • 'Trozos de danza' llega hoy y mañana al teatro municipal con piezas que muestran la progresión del género desde la coreografía más pura hasta la más contemporánea· Más información: Teatro Ciudad de Marbella. 29 y 30 de julio. A las 22:00. De 30 a 36 euros.

Nueve bailarines de la Ópera de París pululan estos días por Marbella. Su visita responde a ocho movimientos, los que componen Trozos de danza, una versión más completa del montaje homónimo que la formación presentó en el Museo Picasso de Málaga (MPM) en julio del pasado año.Concebido como un puzzle en movimiento, el espectáculo se instala hoy y mañana en el Teatro Ciudad de Marbella para relatar sin palabras la evolución de la danza desde su vertiente más clásica a la más contemporánea.

Tras las ocho coreografías está la firma de José Martínez (bailarín estrella de la compañía), Nicolás Paul, Simone Valastro y Bruno Bouché (solistas del Ballet de la Ópera de París) e Iván Favier (coreógrafo internacional). Dividido en dos actos (de unos 50 minutos cada una), Trozos de danza comienza con Delibes Suite, pieza inédita en este nuevo programa, formada por extractos de La Source y de Coppelia. Con coreografía de José Martínez y música de Leo Delibes, se representa como un paso a dos dentro de la tradición clásica.

Una cita de Berlioz inaugura Opus , la segunda coreografía. Dicen que el tiempo es un gran maestro, pero desgraciadamente mata a sus alumnos. La sentencia introduce minutos de danza acompasados por el ritmo frenético de Simone Valastro y la música de The Álbum Leaf. Por su parte Vivre Avec coge el relevo escénico con una coreografía de Bruno Bouché y música original del grupo Novembre. La energía y la personalidad de la bailarina Ghyslaine Reichert protagonizan cada paso. Nicolas Paul firma Quatres figures dans une pièce con la ambientación musical de las Bachianas Brasileiras numero 4 de Héctor Villa-Lobos y Keyboard Study numero 2 de Terry Riely. Sobre el escenario deambulan cuatro estados de ánimo en la piel de cuatro personajes que intentan ocupar el centro de un mismo espacio.

Tras la pausa, Trozos de danza continúa con Soli-ter, tres solospara un sólo hombre, la segunda coreografía que José Martínez presenta en este programa y para la que recurre al Nocturno opus 48 de Chopin, la Sonata para clarinete y piano opus 167 (Allegro animato) de Camille-St -Saëns, y la Sonata para clarinete y piano (Allegro con fuoco) de Francis Poulenc. Una cita de Jean de la Fontaine inspira este montaje: A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo. La sexta pieza de este puzzle lleva el título de Bubble y la autoría de Nicolas Paul. Con música de Olivier Messiaen ofrece un relato en torno a dos hermanos y un globo.

Basada en la canción Non, je ne regrette rien interpretada por Edith Piaf en 1961, Ivan Favier compone una coreografía que sugiere un insólito paisaje: Adán y Eva de vacaciones, el perfume del césped recién cortado, y en la radio se oye Non, Rien de Rien.

El broche final de este paseo por las estaciones de la danza lo pone El olor de la ausencia , un montaje pensado expresamente para el MPM el pasado año con el que José Martínez evoca los efectos colaterales de la Guerra Civil: la ausencia de los seres queridos, y la soledad de los que se quedan. Para completar la narración recurre a temas populares de la época traducidos al jazz por el cuarteto del batería granadino Ramón López, afincado en París.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios