El barítono Carlos Álvarez regresa el lunes a los escenarios después de más de un año de ausencia

  • El artista malagueño reaparecerá el próximo lunes en el Teatro Arriaga de Bilbao junto a la soprano sevillana Rocío Ignacio tras superar una dolencia en las cuerdas vocales

El barítono malagueño Carlos Álvarez reaparece el lunes sobre los escenarios después de más de un año de ausencia, debido a una dolencia en las cuerdas vocales. Será el próximo lunes junto a la soprano sevillana Rocío Ignacio en el Teatro Arriaga de Bilbao, cita en la que interpretarán un programa variado de ópera y canción, acompañados por el pianista Rubén Fernández-Aguirre.

Tal y como confirmó a este periódico el artista se muestra “emocionado e ilusionado” con el nuevo reto, al tiempo que considera que la cita se convierte casi en “la vuelta de una espiral que espero sea hacia arriba”, ya que en ese mismo escenario debutó hace 21 años fuera de Málaga. Será este el primer compromiso que Álvarez afronta desde que en febrero de 2010 interpretase Falstaff de Verdi en Roma. Los siguientes en su agenda dependerán de esta reaparición. “Para mí es una prueba fundamental, por la exigencia del público y la vocal”, confesó.

El programa del concierto es muy variado e incluye desde piezas operísticas como 'Die Zauberflöte' de Mozart hasta la canción 'Memory' del musical 'Cats' de Lloyd Webber o 'Canciones Bíblicas' de Dvorak. "A lo largo del concierto, estas dos grandes voces cantarán por separado y en dúo diferentes canciones, entre ellas varias napolitanas en un recital que promete ser memorable", señalaron desde la organización. El malagueño interpreta la mayoría de las piezas por primera vez, en un repertorio y unos compañeros de reparto con el que asegura “disfrutar mucho".

Carlos Álvarez nació en 1966 en Málaga y estudió Canto en su conservatorio. Desde 1990 ha desarrollado una de las carreras más fulgurantes del panorama mundial, "actuando en los teatros más importantes y con los directores más afamados", como Muti, Solti, Davis, Maazel, o Gómez-Martínez, entre otros. Considerado uno de los mejores barítonos verdianos del siglo XXI, en el año 2003 recibió el Premio Nacional de Música.

Rocío Ignacio nació en Sevilla donde cursó estudios musicales en el Conservatorio Profesional de Música 'Francisco Guerrero' en la especialidad de piano. Su auténtico debut en el mundo de la ópera se produjo en 2003, cantando Rigoletto junto al barítono Carlos Álvarez. Ha interpretado también títulos como Marina, Doña Francisquita, El Caserío, L'Elisir d'amore o Werther.

Rubén Fernández Aguirre nació en Barakaldo en 1974. En 1996 se trasladó a Viena becado por la Diputación Foral de Bizkaia, perfeccionando sus estudios posteriormente en Munich. Es pianista habitual de cantantes como Carlos Álvarez, Ainhoa Arteta o Ismael Jordi, entre otros muchos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios