Málaga

Las bóvedas de la Catedral estarán cubiertas por primera vez desde el siglo XVI

  • Las obras de construcción tienen el objetivo de que no se produzcan más filtraciones de agua y que las primeras lluvias no afecten a las bóvedas

Las 23 bóvedas que cubren el techo de la Catedral de Málaga estarán cubiertas por primera vez desde el siglo XVI gracias al recubrimiento de las mismas para evitar la penetración de agua en el edificio, y se prevé que las obras finalicen en marzo o abril de 2009.

Las cubiertas consisten en aplicar un soporte de "tabiquillos", ladrillos planos en un segundo nivel, una compresión armada con pintura bituminosa, una lámina de plomo con adhesivo, una capa de mortero protector y solería general.

Con todo ello se espera que no se produzcan más filtraciones de agua y que las primeras lluvias no afecten a las bóvedas, según ha asegurado hoy el aparejador de fábrica de la catedral, Fernando Ramos, en una visita de los medios a la edificación del siglo XVI.

Ha explicado que lo que han construido es "una cáscara sobre la que había anteriormente para que quede ventilada", una especie de "paraguas que evita las filtraciones de agua".

Los ladrillos utilizados son planos y alargados, aunque con distinta curvatura según el nivel que vaya adquiriendo la bóveda y poseen una capa de plomo que los dota de impermeabilidad, con un adhesivo bituminoso por un lado.

Las obras de construcción se dividen en dos etapas que se corresponden con los procesos de construcción de la catedral, que llevan a cabo las empresas Hermanos Campano y Construcciones Dávila.

Por su parte, el deán Francisco García Mota ha comentado que el revestimiento de las bóvedas "era muy difícil, aunque el agua que caiga puede drenar perfectamente y se evitarán las caídas de piedras que se producían en la iglesia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios