Pablo López. Cantante y compositor

"Una carrera musical requiere esfuerzo e identidad y eso no te lo da la televisión"

  • El artista malagueño regresa a su tierra natal el próximo 9 de julio en un gran concierto que se celebrará en La Malagueta. Augura que habrá sorpresas y artistas invitados.

Pablo López (Málaga, 1984) regresará a su tierra natal el 9 de julio (22:00 en La Malagueta) para presentar su álbum El mundo y los amantes inocentes, que le ha llevado al punto más alto de su carrera. Pero antes, pasará este viernes por el Teatro La Axerquía de Córdoba (22:00). Reconoce que tocar en un auditorio como éste es "un sueño" y promete un espectáculo.

-La evolución de su carrera se puede ver en el cambio de escenario de sus conciertos. Da el salto del Gran Teatro a la Axerquía.

-Es el mejor ejemplo. Hemos apostado por dar pasos cortos, pero seguros. A mí me encanta porque en casi todas las ciudades hemos pasado por todos los escenarios y creo que eso demuestra una coherencia, aunque no deja de ser algo extraordinario. Córdoba es pionera porque es la primera vez que vamos a tocar en un sitio al aire libre y con este aforo. Fue una apuesta personal porque Córdoba fue uno de los primeros sitios que me hizo sentir grande a base de canciones y sentí que con música se puede hacer algo bonito. Decidimos apostar por un sitio tan grande porque teníamos la sensación de que algo estaba cambiando y, además, es que yo quería volver a Córdoba.

-De hecho ya en su última actuación prometió volver.

-Es que a mí se me meten las cosas en la cabeza y no paro. Sinceramente, me encanta Córdoba, siempre que puedo, aunque sea una visita corta, me gusta quedarme por allí a comer, a pasear... Me encanta la sensación que tengo siempre allí. Tocar en la Axerquía es un sueño.

-¿Conocía el auditorio?

-Mi historia con la Axerquía se remonta a un par de años. Yo estaba en un hotel y desde mi habitación se veía la Axerquía. Reconozco que soy un friki de los auditorios y me gusta conocer los sitios donde voy a tocar; son gigantes que yo personifico. Después tuve la suerte de subirme al escenario porque me invitó a cantar Antonio José y me quedé alucinado. Me prometí a mí mismo que tenía que tocar allí y lo estamos cumpliendo.

-¿Qué diferencia va a haber entre el formato más íntimo del Gran Teatro y el de la Axerquía, al aire libre?

-Técnicamente es mucho más potente el concierto, porque te permite incluir mucho más sonido e iluminación. La base, el esqueleto de la banda, viene a ser el mismo, pero la energía que se libera en un sitio al aire libre y con tanta cantidad de público es diferente. En este concierto, además, habrá alguna sorpresita, invitaré a alguien a cantar. Me parecía una ocasión especial para invitar a amigos.

-Ha dicho que su carrera ha sido paso a paso. ¿Pensó alguna vez en tirar la toalla?

-Tirar la toalla es una expresión que se me queda grande porque siempre he tenido una fortuna tremenda en mi vida y es que, para bien o para mal, siempre he tenido claro que sólo me puedo dedicar a la música, sea tocando en hoteles, yendo de un sitio a otro o como sea. Sí es verdad que, sobre la idea de hacer una carrera notable, sí se me pasaba por la cabeza desistir y, prácticamente in extremis, empecé a escribir canciones que pensé que la gente tenía que escuchar y que me juzgaran, aunque fuera para que me dijeran que no valía para esto.

-¿Hubo algún detonante, algo que considere el punto de inflexión de su carrera?

-Hemos hecho un trabajo muy de paso a paso y hemos buscado el equilibrio. Pero es cierto que Tu enemigo hizo que todo se disparara y es algo maravilloso porque, al fin y al cabo, uno hace canciones para que lleguen a la gente.

-¿Cuando estaba componiendo esa canción se imaginaba que iba a tener ese éxito?

-Mentiría si no dijera que sentí algo especial cuando la estaba escribiendo. No hay una matemática ni una lógica para escribir canciones pero con Tu enemigo yo la estaba escribiendo y sentía la emoción del que la estaba escuchando. Eso me hizo que removiera cielo y tierra para incluirla en el disco porque cuando la compuse ya estaba el trabajo terminado pero lo paré todo suplicando que estuviera esa canción. Tuve una intuición.

-¿Cómo surgió la colaboración con Juanes?

-Había estado con Juanes en Miami mientras grababa el disco, él dijo que quería conocerme y empezamos a hablar. Sin nada de mercadotecnia de por medio y en el rollo más malaguita le propuse invitarle a unas cañas y ahí me lancé a proponerle la colaboración. Pero el tema que grabé con Juanes no era Tu enemigo, fue otro que ni siquiera incluí después en el disco. Fue una locura cuando a última hora le propuse grabar Tu enemigo, pero sentía que algo pasaba con esta canción.

-A pesar de su éxito y del buen momento que atraviesa, imagino que seguirá teniendo retos y sueños por cumplir.

-Por supuesto. Lo primero es seguir manteniendo esta estela tan bonita de directos y, sobre todo, hacer un poco más de ruido en los países de Latinoamérica, que es una cultura maravillosa. Después de lo vivido, lo único que intento es disfrutar de todo lo que nos está pasando.

-Aunque ha dicho que componer no sigue una lógica matemática, ¿en qué se inspira a la hora de hacerlo?

-En las vivencias, lo que me altera el alma con las pequeñas cosas, lo que me emociona, me hace reír, llorar. Las cosas reales, que molestan a todos o nos hacen felices son suficientemente dignas de ser escritas.

-¿Está trabajando ya en su nuevo disco?

-Sigo escribiendo porque tengo la maravillosa suerte de trabajar para otros artistas, pero no estoy pensando todavía en un álbum porque me lo tendré que tomar muy en serio.

-Usted participó en Operación Triunfo y también le hemos visto en La Voz. ¿Qué le parecen este tipo de formatos?

-Que haya música en prime time me parece una celebración. No tengo nada en contra, por supuesto, pero a veces hay demasiada ignorancia y se piensa que cuando vas a un programa así vas a tener una carrera musical. Una carrera musical se hace a base de muchísimo trabajo, muchísimo esfuerzo, de buscar una identidad y eso no te lo da un programa de televisión. La gente que ha estado un talent show y después ha hecho carrera, tiene parte que agradecer al programa, pero ha sido su determinación y su identidad lo que le ha valido. Si no tienes identidad, no vas a ninguna parte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios