La casa de Brenan en Churriana tendrá uso social y expositivo

  • El proyecto de rehabilitación de los arquitectos Rafael Martín Delgado e Isabel Cámara devolverá a la mansión del siglo XIX el ambiente previo a la Guerra Civil

La puesta en marcha de la memoria conduce, inevitablemente, a la presencia de Gerald Brenan (Malta, 1894- Málaga, 1985) en la Costa del Sol y en su capital. Aunque residió la mayor parte del tiempo en Alhaurín el Grande, el escritor e historiador poseyó una mansión en Churriana, en la que pasó algunas temporadas en los años anteriores y durante la Guerra Civil española. El Ayuntamiento compró el inmueble recientemente, declarado en ruina, para rehabilitarlo y conferirle un uso cultural, con espacios expositivos y otros dedicados a talleres sociales. Hoy, el Consistorio aprobará con un presupuesto de 1,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses el proyecto de los arquitectos Isabel Cámara y Rafael Martín Delgado, que se aplicará para devolver a la ciudad uno de sus espacios históricos para la literatura.

La mansión, construida en el siglo XIX (posiblemente sobre un antiguo convento), dispone de dos plantas y un jardín que se conserva sólo en parte. Martín Delgado explicó ayer que la planta baja estará destinada al uso museístico, con tres zonas diferenciadas: la primera estará dedicada al propio Gerald Brenan y a otros artistas que también habitaron la casona, como el escultor Reed Armstrong; la segunda reunirá información sobre otros escritores y personajes ilustres que vivieron en Churriana, como Julio Caro Baroja y Marjorie Grice-Hutchinson; y la tercera versará sobre viajeros románticos que visitaron la Andalucía del siglo XIX y escribieron sobre ella, como Richard Ford, George Borrow, Antoine de Latour, Chateaubriand, Merimée, Rilke y Theophile Gautier. Según el arquitecto, "en la casa no quedan objetos personales de ningún tipo de Gerald Brenan, así que la idea de hacer una casa-museo fue desestimada de inmediato; en su lugar, se consideró que lo más oportuno para completar el espacio era incluir a otros escritores y personajes que pudieran tener alguna vinculación con Brenan".

La planta alta se destinará a la celebración de talleres culturales y sociales para los vecinos de Churriana, un aspecto "que todavía no se ha tratado con mucha profundidad" pero con el que se pretende "completar la oferta que se presta en otros espacios de la zona, como la Casa de la Cultura". Con respecto al jardín, Martín Delgado apuntó que el proyecto contempla "reconstruir el ambiente original; no pretendemos calcar la casa en la que vivió Brenan, pero sí presentar el ambiente que se respiraba antes de la Guerra Civil".

El arquitecto indicó igualmente que cuando se construyó la mansión y mientras la habitó Brenan "ocupaba las afueras de Churriana y era la última que se veía en el área de camino a Alhaurín el Grande". Actualmente, el inmueble, situado en la calle Torremolinos, se encuentra integrado en el casco urbano y la rehabilitación tendrá en cuenta esta nueva situación en el entorno. En la actuación se conservarán todas las fachadas, se repondrán los forjados y cubiertas y se restaurarán carpinterías y demás elementos constructivos e instalaciones. Para un té con Brenan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios