El ciclo 'Ciudad del Paraíso' no continuará esta temporada

  • Problemas presupuestarios dejan en suspenso el certamen de música organizado por el Ayuntamiento y Unicaja, enfrentados el año pasado por la crisis del CAC

No corren buenos tiempos para los melómanos. Los aficionados a la música clásica echaban ya de menos la nueva edición del ciclo Ciudad del Paraíso, que tradicionalmente se celebra por estas fechas con el Teatro Cervantes como escenario principal. La evidencia habla por sí sola: el primer coso malagueño tiene ya cerrada el resto de la temporada, con cuatro programas de abono de la Orquesta Filarmónica pero sin espacio para más. Después de seis ediciones, el certamen, organizado por Unicaja y el Ayuntamiento de Málaga, no continuará definitivamente este curso y el séptimo programa se encuentra en situación de suspenso. La razón, según fuentes municipales, se encuentra en problemas presupuestarios a los que actualmente se enfrenta el Área de Cultura.

En realidad, esta situación se temía ya el año pasado, cuando Unicaja amenazó con romper las colaboraciones con el Ayuntamiento en materia de cultura después de que la propuesta de la entidad para gestionar el CAC Málaga fuera desestimada (la gestión fue a parar de nuevo a manos de Fernando Francés, si bien su propuesta también fue rechazada en un principio). Aunque, desde entonces, tanto desde la Fundación Unicaja como desde el Consistorio se ha querido transmitir la sensación de normalidad, parece que los ánimos ya no son tan entusiastas. Las mismas fuentes aseguraron que los organizadores continúan trabajando en una séptima edición, por lo que, de resolverse la situación, ésta se podría celebrar el año que viene o este mismo, en el caso de que se movieran las fechas. Otras fuentes cercanas apuntan que los motivos no responden tanto a un desencuentro institucional entre Unicaja y el Ayuntamiento, sino a la crisis económica que afecta tanto a la Administración pública como a las entidades financieras y que obliga a la reconsideración de presupuestos. Este periódico intentó ayer sin éxito establecer contacto con los responsables de la Fundación Unicaja para conocer su valoración sobre el futuro del ciclo musical.

A lo largo de los últimos seis años, el Ciudad del Paraíso había demostrado una especial ambición con la intención de convertirse en una de las grandes citas nacionales de la música clásica y la danza. El año pasado actuaron formaciones tan prestigiosas como la Academy of St. Martin in the Fields, la Compañía Antonio Gades, la Orquesta de Cámara Siemens de la Escuela Superior de Música Reina Sofía (dirigida por Jesús López Cobos) y la Compañía Nacional de Danza, además de la Orquesta Filarmónica de Málaga, habitual en los programas del certamen. En años anteriores, figuras de la talla del director Lorin Maazel y agrupaciones como la Royal Philharmonic Orchestra pisaron las tablas del Teatro Cervantes, lo que confirió a la propuesta un impulso decisivo para consolidarse como referente.

Con el incierto futuro de su Ciudad del Paraíso, Málaga se queda sin una cita estable y firme con la música clásica más allá de su propia orquesta, lo que en el caso de una ciudad que aspira a ser Capital Europea de la Cultura en 2016 y que espera tener para entonces su nuevo Auditorio resulta especialmente paradójico. La lógica, a estas alturas, apuntaría a una solución rápida y efectiva: muchos malagueños ya la reclaman.

6

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios