Cuando el cine se asoma a la realidad

  • Una treintena de películas conforman la Sección Oficial de documentales, que tendrá en el Echegaray su sede principal

Imagen de la película 'LadoB', de Ricardo Yebra. Imagen de la película 'LadoB', de Ricardo Yebra.

Imagen de la película 'LadoB', de Ricardo Yebra. / '

La realidad ya está aquí. El cine que relata lo real llega un año más al Festival de Málaga para asomarse a situaciones cotidianas, historias comprometidas y personajes excepcionales. La selección de documentales vuelve a revelar que el género está más que vivo con una selección de títulos que ponen de nuevo la nota de calidad en la cita festivalera.

El Teatro Echegaray será, como lo ha hecho tradicionalmente, el epicentro del cine documental. Allí se proyectarán 33 de películas de la Sección Oficial: 16 cortometrajes y 17 largometrajes. Y, como suele ser habitual, el catálogo incluye obras realizadas en buena parte de Latinoamérica. Argentina, Brasil, Cuba, Uruguay, Colombia, México, Perú y Costa Rica son los países representados en esta vigésimo primera edición del Festival de Cine, además de España. Eso sí, por primera vez en algunos años, no habrá presencia malagueña en la competición. Sí la habrá en las Sesiones Especiales, donde se podrán ver 13 películas entre las que se encuentra Navajeros, censores y nuevos realizadores, dirigida por Rafael Robles Rafatal. Son muchos los títulos a tener en cuenta. Uno de ellos es La vida suspendida de Harley Prosper, largometraje dirigido por Juan Manuel Sepúlveda, que obtuvo la Biznaga de Plata en la edición de 2017. Un premio que también recibió en 2015 la chilena Carolina Astudillo, que ahora vuelve con Ainhoa, yo no soy esa, cinta que engancha desde los primeros minutos. También repite el vencedor de 2013, el italiano Alessandro Pugno, que presenta en este caso el cortometraje Donde sueñan las llamas, rodado en Perú.

Tampoco hay que perder de vista La cosa vuestra, nueva entrega de la artista sevillana María Cañas, como tampoco Tierra Sola, de Tiziana Panizza, o Todas las mujeres que conozco, de Xiana do Teixeiro. Sin olvidar interesantes cortometrajes como Aliens, dirigido por uno de los componentes del colectivo Los Hijos, el murciano Luis López Carrasco; Euritan, de Irati Gorostidi y Arantza Santesteban; o Improvisaciones de una ardilla, de Virginia García del Pino. Títulos que harán, como cada año, que el Teatro Echegaray sea un punto de encuentro para los amantes del buen cine. Toca disfrutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios