Un 75% de los cines catalanes cierra para protestar contra la ley autonómica del cine

  • La nueva ley obliga a doblar en catalán la mitad de las copias de las películas que se exhiban.

Comentarios 7

Un total de 576 pantallas de las 790 que este lunes en Cataluña han cerrado sus puertas al público como acto de protesta contra la ley del cine catalán aprobada por la Generalitat, lo que representa un 75% de las salas, según ha explicado el presidente del Gremio de Empresarios de Cine, Camilo Tarrazón.

Los exhibidores han remarcado: "Con esta ley no tendremos películas", y han advertido al Gobierno catalán de que "no utilice la lengua como herramienta política".

Según Tarrazón, hoy han parado todas las grandes salas y multicines de Cataluña, a excepción de pequeñas salas municipales y, en Barcelona, de los cines Alexandra y Lauren Films.

En este último caso, Tarrazón ha precisado que "Lauren se ha manifestado en contra de la ley del cine, pero en su situación económica no se puede permitir cerrar un día".

Tarrazón señala que "la digitalización puede ser la solución para garantizar la diversidad lingüística en las salas de cine, porque, al igual que el DVD, permitirá programar la misma película en versión original, doblada en catalán y en castellano en diferentes horarios del mismo día".

Con el proceso de digitalización en el que se encuentra el sector en Cataluña se podría "ir más allá de lo que propone la ley, pues el 100% de las salas digitales podrían disponer de las versiones originales, en castellano y en catalán".

En su opinión, el Gobierno catalán está poniendo el carro delante de los caballos: "Lo lógico es que el caballo de la digitalización tire del carro de la diversidad lingüística y no al revés, y además con este modelo proporcionaríamos una solución catalana a la cuestión".

El portavoz de los exhibidores no ha podido cuantificar las pérdidas por el cierre de hoy -"varía según las salas, pues algunas tienen el lunes como día del espectador"-, y ha asegurado que "el paro no se hace en un lunes por una cuestión económica, sino para hacerlo coincidir con la gran fiesta del cine catalán, la gala de los Premios Gaudí".

En una conversación con el presidente de la Academia del Cine Catalán, Joel Joan, Tarrazón ha expresado la posición del Gremio "en contra de la ley y a favor del cine y la industria cinematográfica catalana".

El Gremio se muestra esperanzado en que "la ley cambie en el trámite parlamentario y que los grupos parlamentarios impongan el sentido común".

El presidente del Gremio ha negado que el cierre patronal se haya hecho por presión de las multinacionales norteamericanas, las 'majors': "Este paro es de los exhibidores. Las majors pueden permitirse no traer películas, pero nosotros no nos lo podemos permitir".

Tarrazón ha criticado la ausencia de diálogo por parte del Departamento de Cultura, que no les ha llamado desde después del verano, ni siquiera cuando presentaron en diciembre su propuesta de una Red de Cines en Catalán, ha asegurado.

Respecto a las pintadas y pegatinas que han aparecido en las fachadas de algunos cines, Tarrazón ha comentado que respeta todas las opiniones "siempre que se hagan de manera correcta y que no se haga de manera injuriosa, como se ha hecho en algunas redes sociales, detrás de las cuales parece que está ERC".

El Gremio, según Tarrazón, no descarta futuros nuevos paros y advierte de que están convencidos de que si recurren la ley ante la UE y la Organización Mundial del Comercio pueden ganar.

En sus críticas al Govern, Tarrazón ha recordado que Cultura decide con las distribuidoras qué filmes se doblan y cuáles no: "Deberán explicar por qué el gran éxito de la temporada, 'Avatar' no se dobló al catalán, y de la misma distribuidora sí se dobló 'La edad de hielo 3'".

Según Tarrazón, "los responsables de Cultura no supieron ver que 'Avatar' sería el gran éxito del año, o no tenían dinero para sufragar el doblaje de las copias o decidieron no doblarla por tacticismo, para que coincidiera la película sin doblaje en catalán con la aprobación de la ley del cine catalán".

Con el paro de hoy, la ley del cine recientemente aprobada por el Govern se ha vuelto a convertir en un tema de debate político, en el que PSC, ERC e ICV han cerrado filas con el gobierno catalán, C's y PP se han mostrado en contra, y CiU, aunque favorable a las cuotas, ha defendido una "solución dialogada" con el sector del cine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios