Un clásico menor que nadie conoce

Jamás han grabado un disco malo, pero parece que nunca lograrán un éxito. Esa es la realidad de Elbow, el grupo inglés que lidera Guy Garvey, y que con The seldom seen kid (Polydor / Unibersal, 2008) han firmado el disco británico que podría ocupar el puesto del Ok computer (1997) de Radiohead, en el caso de que alguien lo escuchara.

Hermoso, calmado y expansivo, así es el mejor trabajo de Elbow, el grupo que surgió en 2000, ya maduro, y que ocho años después demuestra que puede ir a más. The seldom seen kid no es un giro revolucionario en la música del grupo, que sigue jugando con arreglos extraños y sonidos inquietantes que arropan canciones sencillas y sentidas. La diferencia es que en esta ocasión Guy Garvey no ha jugado a ser modesto, y estas canciones suenan orgullosas y grandes, sin ser grandilocuentes.

Con una producción tan meticulosa como siempre -experimental sin que lo parezca, pero siéndolo-, Elbow también suma orquestas y a un colega, Richard Hawley.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios