La comunidad internacional, preocupada por el arresto de Ai Weiwei

  • El más famoso artista chino fue detenido el domingo antes de volar a Hong Kong

Es el más famoso artista chino en estos momentos pero ni siquiera ese reconocimiento le ha servido al también activista pro derechos humanos Ai Weiwei para evitar ser detenido por la Policía de su país, que le arrestó este domingo en el aeropuerto de Pekín antes de tomar un avión con destino a Hong Kong. Famoso por sembrar la sala de turbinas de la Tate Modern con 100 millones de pipas de girasol de porcelana -elaboradas a mano por 1.600 artesanos- y por el diseño del Estadio Olímpico de Pekín -donde trabajó junto a los arquitectos alemanes Herzog & de Meuron-, Ai Weiwei había manifestado en los últimos días su intención de trasladar su estudio a Berlín por los constantes problemas con la censura china. Casi dos décadas después de regresar a China en 1993, tras permanecer 12 años en Estados Unidos, Ai mostraba cada vez más oposición al control social y la censura de su país, gobernado por el Partido Comunista, y había encontrado en Twitter una plataforma para canalizar su lucha por las libertades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios