La contemporaneidad de Gerardo Rueda se instala en el Mupam

  • El Museo del Patrimonio inauguró ayer la primera gran antológica en Málaga del artista madrileño, con 58 obras entre instalaciones y óleos, con el protagonismo del color

En la sombra, lejos del foco mediático, Gerardo Rueda (1946-1996) dio rienda suelta a una trayectoria artística clave en la interpretación del arte español del siglo XX. Ahora, el Museo del Patrimonio Municipal (Mupam) acoge hasta el 27 de marzo la primera gran antológica que se hace de este artista en Málaga. A través de medio centenar de piezas se puede observar la evolución de Rueda en los grandes movimientos que cultivó durante su carrera. Se exponen 58 obras entre pinturas, collages, obras sobre papel y esculturas cedidas por la Fundación Gerardo Rueda, que preside su hijo.

"En medio de una España absolutamente negra, donde estaba vetado todo lo que ocurría en el exterior, se las apañó para sumergirse en las corrientes internacionales del arte contemporáneo y estar al día de lo que sucedía", afirmó Rafael Sierra, comisario de la exposición.

La muestra, que coincide en el tiempo con otra que se esta celebrando de este mismo autor en Shangai, incluye entre otras piezas la maqueta de las puertas del pabellón español en la Expo de Sevilla, que concibió Rueda, un hombre "absolutamente enciclopédico" y al mismo tiempo "un gran coleccionista". El comisario recordó que el artista madrileño diseñó las puertas del pabellón de la Expo "después de ganar un concurso internacional en el que estaban Chillida, Saura, Tapies o Richard Serra".

Las salas temporales del Mupam vuelven a albergar la obra de uno de los artistas que han marcado el arte español del pasado siglo. La muestra tiene algo más que pretensiones retrospectivas, pues es prácticamente una muestra antológica que recoge desde las primeras obras del artista hasta sus últimas piezas. También destaca la variedad de soportes que componen el universo plástico de este creador, que gozó de una gran sensibilidad. Su obra se caracterizó por su exquisito tratamiento del color y su rigurosidad formal, y resultó fundamental su aportación al campo de la pintura abstracta.

Esta antológica es la primera muestra de estas características que se realiza en la provincia de Málaga. Hace algunos años, el Museo del Grabado de Marbella acogió una exposición con obra gráfica del autor madrileño.

"Algunos artistas en los años 60 mandaban cartas metiéndose con Franco, y él no lo hacía porque Franco no le hizo nada, a otros a lo mejor sí. Con 28 años participó en la Bienal de Venecia cuando de verdad era importante", añadió José Luis Rueda, hijo del artista y propietario de casi todas las obras expuestas en Málaga, quien calificado a su padre como alguien "extremadamente culto a quien no le gustaba el exhibicionismo".

. "Hablaba cinco idiomas, estudió Arquitectura y Derecho y fue catedrático de Caligrafía China en Harvard, algo que nunca dijo", según su hijo, que posee los derechos de las obras pero cree que en materia de mercadotecnia "no todo sirve". "Ikea me ha propuesto comprar setenta millones de pósters a un euro cada uno y no he querido, porque no quiero entrar en masificaciones", subrayó.

En 1957 Gerardo Rueda expuso en la Galerie La Roue de París, la muestra que lo dio a conocer. También tuvo mucha repercusión su exposición de 1958 en el Ateneo de Madrid. En 1980 formo parte como uno de los miembros fundadores y patrono de la Fundación de los Amigos del Museo del Prado. La Fundación Gerardo Rueda fue fundada en 1996. Desde entonces se ha dedicado a salvaguardar y difundir la obra del artista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios