La decadencia del rey del pop

  • Michael Jackson (29 de agosto de 1958, Gary, Indiana) llega a los 50 años en el peor momento de su carrera, acuciado por las deudas, la falta de éxito y una popularidad decreciente

Una sombra es Michael Jackson (29 de agosto de 1958, Gary, Indiana), con 50 años recién cumplidos y muchos problemas por resolver. El que fuera la mayor estrella del firmamento del pop, el niño al que adoraba todo el mundo y el autor del álbum más vendido de todos los tiempos, el aún brillante Thriller (1982), vive una decadencia que parece irrevocable: deudas millonarias, acusaciones de pederastia y decenas de comportamientos extravagantes.

"Me tomaré un pastel con mis niños y veremos dibujos animados", comentó sobre su cumpleaños en una entrevista telefónica al programa de la ABCGood Morning America. Las últimas fotografías del que fuera el rey del pop le mostraban en pijama por las calles de Las Vegas, su nuevo refugio tras perder el rancho Neverland. "No indica problemas de salud. Es un esfuerzo para no ser reconocido", comentó a Reuters Brian Oxman, su abogado y amigo, respecto a unas fotografías que le mostraban en silla de ruedas.

Pero si su vida personal lleva ya muchos años siendo un caos lleno de sospechas -matrimonios fracasados que parecían ficticios, extrañas paternidades, radical cambio de aspecto y acusaciones de abusos a menores, entre otros asuntos-, lo que parece no tener vuelta atrás es su fracaso como músico, precisamente por su comportamiento. Una encuesta reciente de la webPopEater.com mostró que un 49% de los participantes habían cambiado su modo de ver las canciones de Jackson. Y un 71% no veía posible un regreso del autor de Bad (1987).

Mientras que su último álbum, Invincible (2001), fue un rotundo y sonoro fracaso, la edición por el 25 aniversario de Thriller ha vendido 635.000 copias tan solo en los Estados Unidos, siendo el trigésimo disco más vendido de 2008.

No es tanto que la fórmula que llevó a Michael Jackson a triunfar ya no funcione, de hecho Justin Timberlake vende millones de discos imitando su falsete y composiciones, sino que la imagen pública del cantante es una de las peores de la industria discográfica. Su nombre es veneno, y aparece más en artículos dedicados a hechos bizarros que en la prensa musical.

Según el Record Guinness, Jackson ha vendido 750 millones de discos en toda su carrera, pero no parece que vaya a sumar ninguno más, al contrario que la también cincuentona Madonna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios