Sobre la decadencia

Esta novela de Colegate, editada originariamente en 1981, vuelve sobre un tema ampliamente abordado por la literatura británica, cual es el breve mundo de la aristocracia rural, en cuyo microclima parece resumirse una visión del mundo, ordenancista y bucólica, que remite ineludiblemente al esplendor y a la etiqueta victorianos. Un esplendor y una concepción del mundo que a primeros del XX se consideraban ya en decadencia, de ahí el tono melancólico con que la novelística de aquel entonces (Waugh, Benson, Mitford) se acercó a ese jardín clausurado, habida cuenta de los formidables enemigos que parecían acecharlo: los nuevos modos de vida de la metrópoli y el espectro, cada vez más verosímil, de la Gran Guerra.

Entre esos nuevos modos urbanos cabría destacar movimientos como el feminismo, el sufragismo, el socialismo, etcétera, que operaban contra la percepción, vagamente dieciochesca, que de sí mismos tenían los terratenientes británicos. A lo cual debe añadirse la desmesurada alegría con que se recibió en Europa el comienzo de la guerra. En novelas posteriores, esto es, en novelas que conocían ya el inconcebible horror que se abatió sobre el mundo, la campiña británica se tratará sin el brillo y el prestigio, melancólicos ambos, que se le adjudicó en la entreguerra, cuando la nostalgia, digamos, aún sobrepuja a la perspectiva histórica y a la capacidad de análisis (recordemos el aire tibio y conservador de las novelas de Agatha Christie). De ahí la anomalía que supone esta obra de Colegate, cuyo conocimiento de aquel cosmos quizá contribuya, si no a salvar, sí a comprender el haz de intereses y de fuerzas que se resumió en esa aristocracia rural, cuya ceremoniosa inanidad aún nos fascina.

La partida de caza no es sino un momento culminante de este ceremonial, que se dirige de algún modo a la extinción. Y el acierto de Colegate, un acierto fundamentado en una escritura precisa, inteligente, irreprochable, es dejar que estos personajes de 1913 intuyan, y sólo intuyan, con la frivolidad propia de quien lo ignora, la abominación que acecha.

la partida de caza

Isabel Colegate. Trad. Catalina Martínez Muñoz. Tusquets. Barcelona, 2016. 272 páginas. 16,50 euros

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios