Tres días para mover Málaga

  • La III Muestra de Danza de Andalucía abrió ayer sus puertas para llenar la ciudad con las últimas propuestas de 15 compañías y un estreno absoluto

Por espacio de tres días la ciudad de Málaga se dejará mecer por otros ritmos. Los que marquen las propuestas de las 15 compañías (con un estreno absoluto) reunidas bajo el paraguas de la tercera Muestra de Danza de Andalucía (MUDA). Hasta el 27 de febrero por distintos escenarios de la ciudad la danza contemporánea hermanada con las nuevas tecnologías, la música en directo y con la calle como territorio conquistadoganará terreno para bien de aficionados al género, estudiantes de danza y para el centenar de programadores de toda España llamados a la cita.

Organizado por la Junta de Andalucía y con una inversión de 180.000 euros echa a andar este certamen bienal con el propósito de "ayudar al tejido productivo de esta pequeña industria que trabaja a veces en condiciones poco adecuadas", comentó ayer Francisco López, delegado de Cultura de la Junta. El Museo Picasso de Málaga, la Sala Gades, el Teatro Cánovas, la Sala Falla, la Universidad y el Centro Cultural Provincial ceden sus espacios para acoger algunos de los montajes.

Después de 12 años fuera de su Málaga natal, María Martínez llega como debutante a MUDA al frente de la compañía De Puntillas y con su primer proyecto en solitario, La botella vacía, una oportunidad de acercar el flamenco a otras disciplinas orientales y occidentales. "Para los que desarrollamos lenguajes nuevos éste es un apoyo importante", recordó ayer la bailarina y coreógrafa. Desde el Centro de Artes Escénicas, Isabel Vázquez animó a los programadores "a que se atrevan" con un voto de confianza a lenguajes que se salen "de los circuitos comerciales", añadió.

El estreno absoluto de esta edición llega hoy martes de la mano de los siempre sorprendentes bailarines de R.E.A. Danza y sus Instrucciones de uso que sobrevolará literalmente la plaza del Conservatorio Profesional de Danza con un espectáculo de acrobacias aérea sobre un camión con dos brazos móviles. Y una constatación en boca de su director Diego Arias, "al público le cuesta consumir danza".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios