"El disco es de un clasicismo de 30 años, los que yo tengo"

  • La cantaora granadina presenta estos días su nuevo trabajo, 'Marina', donde lleva su tierra por bandera, con la colaboración de Parrita, Farruquito y Diego del Morao

"No he podido escuchar aún el disco", confiesa un periodista a Marina Heredia en la presentación de su nuevo trabajo. "Pues te vas a hartar", responde la cantaora sin dudar. Tan confiada está que lo ha titulado Marina para recalcar desde la portada que se trata de su trabajo más personal, que cada tema lleva impreso sus huellas digitales. "Es un disco clásico, pero de un clasicismo de 30 años, que son los que yo tengo", matiza la cantaora. "No tengo 80 años, por lo que hablo de vivencias propias de mi edad".

Marina contiene nueve cantes -tangos de Graná, bulería, soleá, alegría, malagueña, seguiriyas y fandangos- con una instrumentación casi minimalista, aún más íntimo que su anterior cedé. Está su voz, la guitarra de José Quevedo El Bolita, palmas, un cajón y unas castañuelas. "Es mi disco más claro", defiende la artista del Albaicín que vuelve a publicar en una multinacional (Universal) tras su fallida experiencia en su primer disco y optar por la autoedición en La voz del agua.

"De mis experiencias anteriores he aprendido cosas que intento no repetir ahora", afirma la cantaora. "Lo que me gusta es la parte artística, la primera fase del disco, en la que no he tenido que dar explicaciones a nadie y he podido elegir libremente los temas y las colaboraciones". Luego está la promoción y la distribución del disco, que tendrá una tirada inicial de 10.000 copias y una presencia importante en las radiofórmulas.

Pero ella prefiere dejar los números para Universal y centrarse en el alma de Marina, donde hay tangos de Granada y fandangos del Albaicín. "Llevo mi tierra por bandera y me gusta siempre reconocer esta herencia en los discos", afirma. Luego está la herencia sentimental, los homenajes a los artistas que la han ayudado a encontrar su voz propia.

En este aspecto, el primer homenaje del disco es a su padre, Jaime Heredia El Parrón, a quien dedica una soleá. "Él es uno de los mejores 'soleaeros' del panorama y este homenaje era de ley", confiesa Marina Heredia buscando de soslayo con la mirada a su padre, presente en la rueda de prensa parapetado tras unas gafas de sol. Otra de las sorpresas que esconde Marina es un tema por alegrías escrito por Farruquito. "Yo sabía que componía y que escribía letras, y cuando me envió el tema enseguida supe que tenía que estar en el disco". Igual que la versión de No me lo creo de Parrita, "uno de los artistas que más he admirado y más sigo admirando, uno de los lujazos de este disco", dice la artista que también ha recuperado una bulería inédita de El Chino para su vuelta a las tiendas de discos y las promociones.

Con su juventud clásica se presenta hoy en el Palacio de Congresos de Granada acompañada de Parrita, Farruquito y Diego del Morao, los tres colaboradores reclutados por la cantaora para su nuevo trabajo. A Málaga llega el 24 junio par a participar en un Festival de Flamenco y Poesía en homenaje a Miguel Hernández con un recital de corte clásico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios