Cuatro documentales malagueños entran en la sección oficial de Alcances

  • Jorge Peña, Raúl Mancilla y Manuel Jiménez compiten con sus 'cortos', mientras que David Muñoz presenta un mediometraje

El refrán Cuando seas padre comerás huevos ha quedado registrado en unos cuantos fotogramas. Jorge Peña, un malagueño que se fue a Barcelona para hacer un máster de documental creativo, junto a Alex Pigen ha sido el culpable de ponerle cara a este dicho que todos hemos escuchado de boca de nuestros progenitores. El título es noticia estos días porque se trata de uno de los 16 cortometrajes seleccionados, junto a siete largos y ocho mediometrajes, para participar en la 44 Muestra Cinematográfica del Atlántico, Alcances, que se celebrará en Cádiz entre el 7 y el 15 de septiembre. Estas 31 cintas han sido elegidas entre 210 trabajos presentados.

A través de este cortometraje documental, Peña y Pigen cuenta la historia de un padre adolescente que con 17 años se ve obligado a ocupar una casa y a vender chatarra para poder sacar a su familia adelante, pues su novia, también menor de edad, se ha quedado embarazada. A esta historia llegaron a través de Almudena, "la chica embarazada y pareja del protagonista, que vivía en el centro de atención de menores en el que Alex trabaja como educador social", explica el codirector. A ambos les llamaba la atención qué pasaba con esas mujeres una vez que daban a luz y por eso comenzaron a hacer un seguimiento de la historia.

Además, el malagueño, para quien este documental se ha convertido en su trabajo fin de máster, contó con la colaboración de uno de sus ídolos, Kiko Veneno. El cantante hizo una versión de su tema Superhéroes de barrio para el documental. Además, añade el realizador, Veneno "actúa como un trovador antiguo y va contando el relato a través de canciones".

Junto a Peña, que se muestra entusiasmado por participar en Alcances ya que "es un festival con un ambiente amable que te permite tener relación con gente afín a tus inquietudes", otros tres malagueños compiten por alzarse con los premios. Entre ellos, David Muñoz con Otra noche en la tierra, que ya se alzó con la Biznaga de plata en el XV Festival de Cine Español de Málaga. Para llevar a cabo este mediometraje, Muñoz colocó una cámara en varios taxis de El Cairo para conocer las conversaciones y discusiones entre los taxistas y pasajeros de esta ciudad, que en el momento de la grabación estaba inmersa en las revueltas que han llevado a Egipto a la democracia. La elección de esta ciudad no es aleatoria. El Cairo es una de las urbes con peor tráfico del mundo.

Por su parte, el malagueño Raúl Mancilla presenta Sardinas, que muestra la relación entre Bilal, un chico que sueña con volver a Marruecos, y Manuel que enseña al joven a espetar sardinas. Todo ello enmarcado en el marinero barrio de La Bajadilla, último reducto de lo que en su día fue un pequeño pueblo de pescadores llamado Marbella. Junto a La aldea perdida. El lado oscuro, de Manuel Jiménez, que hace una revisión de su ya premiado La aldea perdida, opta además al Premio RTVA al mejor documental andaluz, que este año no tendrá compensación económica.

Alcances, que cuenta con un presupuesto de 143.000 euros, se postula como uno de los mejores festivales de documentales de España. La organización prevé inaugurar esta nueva edición con la proyección de Proyecto mágico, una cinta que reúne a diferentes realizadores andaluces y que, de hecho, tuvo su germen en la pasada edición de este mismo festival.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios