El don de hacer vida

  • El Ayuntamiento de Almargen quiere construir un museo para exhibir un ídolo de la fertilidad de la Edad del Bronce

Tiene 5.000 años de antigüedad, pertenece a la Edad del Bronce, mide 50 centímetros y pesa 33 kilos, pero su poder es sorprendente: el ídolo de la fertilidad de Almargen es capaz, según cuentan, de dejar embaraza a una mujer. Es por ello, que desde hace tiempo, el Ayuntamiento de Almargen levanta la urna de cristal que conserva la pieza, cuando una mujer solicita acariciarla con el objetivo de concebir.

El ídolo es muy deseado, tanto que incluso el Centro de los Dólmenes de Antequera alberga una réplica. Para el director de este espacio, Bartolomé Ruiz, la pieza tiene "un valor y una calidad excepcional". Por ello, durante la inauguración del Centro de la Prehistoria de Andalucía, ubicado junto al edificio del Centro de Los Dólmenes, se expondrá la pieza original durante un mes. "Nos encantaría que el ídolo original se quedara para siempre en el Centro de la Prehistoria, ya que éste lugar tendrá miles de visitas al año", señaló Ruiz.

Pero el Ayuntamiento de Almargen tiene un proyecto de construcción de un museo que acogerá no sólo a esta pieza, sino a otras muchas pertenecientes a Tartesos. Según explicó el alcalde Vicente Jiménez el museo dedicado a los tartesios y a la Edad del Bronce, se construirá en edificio de un antiguo depósito de agua, entre las calles San Cosme y San Damián. "Tenemos un gran número de piezas que están catalogadas en un almacén. Queremos ponerlas en valor y que todos los ciudadanos y visitantes puedan ver los vestigios que quedan de aquella época y que fueron encontrados en este término municipal", explicó el primer edil.

Asimismo, Jiménez indicó que el museo "será pequeño pero muy coqueto y didáctico, con proyecciones e imágenes interactivas". Entre otras piezas que se expondrán destaca las telas funerarias, lenguas de carta, espadas y restos de guerreros que se encontraron en unos enterramientos, así como restos arqueológicos de los tartesios, encontrados por los vecinos y donados al municipio. El regidor prevé que las obras se inicien este verano.

Según el historiador José Antonio Molero, el ídolo está labrado en mármol blanco perfectamente pulido y adopta la forma de un falo, que representa la masculinidad, y de una mujer embarazada, la femineidad. Tiene forma ovoidal, sensiblemente alargada, y sección circular marcándose en uno de sus extremo el glande y en el otro se percibe una representación facial; un abultamiento a media altura de la pieza muestra a la figura en estado de gestación.

El ídolo lo encontró un vecino del pueblo cuando estaba llevando a cabo unas reformas en su casa. En un principio no le dio importancia; sin embargo, la colocó como adorno en su jardín, incluso llegó a darle una mano de cal. Casualmente, el dueño del inmueble hizo referencia de su hallazgo a Francisco Hidalgo, concejal de Cultura, quien, al observar las peculiaridades formales de la piedra, se puso en contacto con varios expertos de la Universidad de Málaga, que fijaron la antigüedad milenaria de la roca y su consideración de diosa de la fertilidad.

Esta opinión motivó que el vecino hiciese donación de aquel hallazgo prehistórico al Ayuntamiento, para su custodia junto a otros utensilios arcaicos encontrados con anterioridad. De esta forma, el consistorio obtuvo una de las donaciones arqueológicas de más importancia de todo el municipio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios