"Me encanta dibujar la boca, me relaja. Es la parte más interesante del cuerpo"

  • José Lebrero, director del Museo Picasso, entrevista a Richard Prince, autor de la muestra que se expone en la pinacoteca malagueña hasta el 27 de mayo

¿Cuánto hay de fetichismo en la obra que presenta en Málaga?

Me encanta dibujar la boca. Me relaja. Es posiblemente la parte más interesante del cuerpo. Hacemos muchas cosas con ella.

¿Qué papel desempeñan la danza y la música en la concepción de su obra?

En mi estudio siempre hay música puesta. A veces pongo el mismo disco una y otra vez, a lo largo de todo un verano. Repito constantemente. Cuando estuve trabajando sobre algunas pinturas de Picasso el verano pasado, me pasaba el día escuchando el último álbum de Wilco. No creo que esto haya influido en la apariencia de las figuras. Eso tiene más que ver con El Greco y con Cézanne.

¿Existe algún vínculo literario en este conjunto de obras?

Ocurre lo mismo. Yo siempre estoy leyendo. A veces, varios libros a la vez. Mientras realizaba los pequeños collages de Picasso, el pasado mes de septiembre, estuve leyendo las pruebas de imprenta de The Marriage Plot, el libro de Jeffrey Eugenides, y una biografía de Peter Coyote. No creo que nada de esas lecturas haya influido en la obra. También leí algo de poesía de Picasso, pero tampoco creo que su verso esté en mi obra. Me parece que no me paro a pensar mucho si medios como la música o la literatura influyen en lo que estoy creando.

¿Hay algún periodo en particular de la obra de Pablo Picasso que le haya inspirado para su trabajo?

Mi preferido es el periodo rosa. Me encantaba su empleo de fotografías en blanco y negro de esculturas clásicas grecorromanas y la interpretación que hace de estas imágenes. También me gustan las series del artista y su modelo, un motivo que siempre está ahí. Picasso nunca dejó de lado el cuerpo.

¿Provienen los desnudos femeninos de alguna revista erótica de los cincuenta o sesenta, o es impresión mía?

Las figuras proceden de libros de anatomía. O de libros tipo Cómo pintar el cuerpo, publicados no hace mucho. Son muy genéricas, no pertenecen a nadie. Su función es servir de ayuda a quienes quieren dibujar la figura humana.

El hecho de enmascararlas con motivos picassianos, ¿las hace más anónimas o más familiares debido a la popularidad que tuvieron las máscaras de Picasso?

Creo que he encontrado el camino para «entrar» en esas figuras dibujándoles rostros en la parte posterior de las cabezas. Utilizo la parte oscura correspondiente al pelo para poner las caras. Cuando di con esta manera de resolverlo… (mi contribución)…, supe que era el momento de hacerlo…

¿Qué artistas, escritores, músicos y cineastas actuales le parecen relevantes? ¿Cuáles nos ayudarían a comprender mejor su trabajo?

Estoy influido por un gran número de cosas, como cualquier otro artista. Quizá lo que más me afecta hoy en día es el periódico. La leo todos los días y en ella encuentro todo tipo de «materiales» estimulantes.

¿Podría hacer algún comentario sobre las diferencias, si las hay, a la hora de trabajar con De Kooning y con Picasso?

El homenaje a De Kooning fue más concreto… Comenzó como prolongación de mis dibujos hippies. Yo me centré principalmente en sus series de mujeres. Lo de Picasso ha sido más general. Con él fue con quien crecí. Siempre, desde niño, he dibujado inspirándome en Picasso. El dibujo es la base, los cimientos de casi todo lo que hago. Aunque se trate de trazar una simple línea recta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios