Las entradas para José Tomás se agotan en menos de tres horas

  • Cientos de personas esperaron desde muy temprano para adquirir las localidades en la Malagueta, que se pusieron a la venta a partir de las diez de la mañana

Las taquillas de la Plaza de Toros de la Malagueta abrieron  a las diez de la  mañana de ayer para la venta de entradas del ciclo ferial de agosto. Y a 12:45 se agotaron las localidades para la corrida del jueves 20 de agosto, a pesar de que que estaban limitadas a cuatro por persona. No hace falta ser muy aficionado para saber quién torea ese día. José Tomás.

A pesar de la crisis económica, cientos de personas esperaron durante horas para comprar sus localidades. El tirón del de Galapagar tiene un influjo positivo en la asistencia y aumenta la demanda también para otras corridas. "La gente se quita de lo que haga falta para  venir. Son sólo una vez al año y hay que aprovechar. Este verano  hay más personas que otras veces. Desde que torea aquí José Tomás  se nota que viene muchísima más gente", explicó Inmaculada Duarte.  Algunos de los aspirantes a entrada  guardaron cola toda la noche en los alrededores de la plaza para conseguir el boleto. Hubo hasta jóvenes que hicieron botellón para amenizar la larga espera nocturna. Otros madrugaron y se pusieron a la fila a primera hora de la mañana. "Nosotras llevamos desde las siete de la mañana aquí esperando y estamos por la mitad de la cola aún", comentó Magdalena Nebro.

La mayor parte de las personas adquieren sus entradas para disfrutar del espectáculo taurino, pero también algunos hacen el agosto. Se dedican a la reventa de las  localidades más solicitadas. "Se llega a pagar 2.000 y hasta 3.000 euros por una entrada", dijo Inmaculada Duarte, quien se alegraba de que este año no hubieran asistido grupos de antitaurinos a los alrededores de la Plaza de la Malagueta.

Una de las quejas de los aficionados taurinos es la falta de control a la hora de adquirir las localidades. "La gente que se pone al principio de toda la cola con las sillas compran entradas, reservan sitio para otras personas que no guardan la cola y así sucesivamente. A pesar de las reclamaciones, la Policía se desentiende del asunto diciendo que la responsable de esto es la empresa y ésta dice lo mismo de la policía. Se pasan la pelota de unos a otros y no se hace nada para solucionar el problema", reclamó indignado el aficionado Miguel Ángel Gómez.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios