Las mil entradas para los conciertos de Gibralfaro se agotan en dos horas

  • El Archivo Municipal abrió sus puertas a las 8:30 y se registraron largas colas

Ayer por la mañana se podían ver largas colas en la Alameda Principal. Desde las 8:30 hasta las 11:40 una fila de personas decoraba el lateral derecho de esta concurrida avenida. El motivo, Julio Musical, una iniciativa organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, que da la opción de acudir a conciertos de música clásica de forma gratuita. Ayer se repartieron un total de mil entradas en el Archivo Municipal y se agotaron en menos de dos horas, debido a la gran afluencia.

En esta ocasión, las entradas que se recogían eran para poder ver dos conciertos de la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM). Los recitales serán el 11 y el 15 de julio. En el primero, que será dirigido por Diego García se interpretarán piezas de D. Debussy y de M. Ravel y había disponibles quinientas entradas. Para el segundo concierto, el 15 de julio, se escucharán obras de N.Rimsky-Korsakov y M. Mussorgsky y será dirigido por Leonardo Martínez, el número de entradas era el mismo, medio millar.

El panorama que vivieron muchos de los que fueron a recoger sus entradas fue el de varias horas de colas. Ni 10 ni 15 minutos de espera, fueron muchos más. Los que decidieron hacer cola tuvieron que esperar y aún así, muchos se quedaron a las puertas de conseguirlas. Es el caso de Teresa Guillén, una malagueña que se mostraba indignada en las dependencias del Archivo Municipal ya que, según decía, "he estado una hora y tres cuartos haciendo cola y no he podido conseguir ninguna entrada".

La mayoría de las quejas eran sobre la organización y sobre la espera. Álvaro Salido, un estudiante apasionado de la música clásica, hizo cola durante dos horas. "Me he levantado muy temprano y al final me he quedado sin entrada. Debería estar mejor organizado y repartir dos por persona y no cuatro". En este sentido, Teresa Guillén comentó que "deberían darse dos entradas permitiendo la opción de elegir entre un concierto u otro, así serían muchas más personas las que pudiesen disfrutar de la música clásica".

Por otro lado, desde el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga se explicó que "se han repartido dos entradas por día y por persona porque el aforo de la Plaza de Armas en el Castillo de Gibralfaro es amplio, pero que para los conciertos del 17 y del 24 de julio será diferente". Este año se ha mantenido la apuesta por ofrecer este ciclo que contó en sus dos primeras ediciones con cerca de 4.000 espectadores. Este año ofrece conciertos de categoría internacional y con carácter gratuito con una dedicación especial a la música rusa y francesa, en el caso de la OFM, y a la música de cámara, por parte de las otras dos agrupaciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios