El equipo de 'Pa negre' tiene "buenas vibraciones" de cara a los Oscars

  • La primera cinta en catalán que representará a España en estos premios compite con 63 filmes

El cineasta mallorquín Agustí Villaronga y el equipo de Pa negre, la película que aspira a representar a España en los Oscars en la categoría de habla no inglesa, expresaron su ilusión por recorrer la alfombra roja de esos premios, una meta que se desvelará en los próximos días. La promoción del filme de cara a los Oscars está a punto de concluir, aunque aún no se ha cerrado la distribución en salas para esta película rodada en catalán que arrasó en la pasada edición de los Premios Goya y que retrata la posguerra en la Cataluña rural.

Se trata de la primera cinta en catalán en ser elegida para representar a España en los Oscars, en liza con otros 63 filmes de todo el mundo que compiten por la estatuilla en la categoría de habla no inglesa.

Desde hace meses Pa negre ha sido exhibida en varios pases para los miembros de la Academia de Hollywood, se ha hecho hueco con entrevistas y anuncios en las principales publicaciones especializadas y ha acudido a varios festivales y muestras de cine español.

Ahora el sueño del Oscar queda más cerca. "Yo no pienso nada... estar aquí ya es fantástico", dijo Villaronga. "Esto es la meca del cine y resulta muy divertido. Son muchos sueños, ¿no?", comentaba sincero el realizador desde el Paseo de la Fama de Hollywood, rodeado por Francesc Colomer y Marina Comas (los niños de la cinta).

Las candidaturas a los premios de la Academia se darán a conocer el 24 de enero, aunque previamente se anunciará un corte en el campo de mejor filme de habla no inglesa, donde accederán nueve de las 64 aspirantes a entrar en la puja. "Yo tengo buenas vibraciones", dijo Comas con una sonrisa. "Es muy difícil, pero somos un gran equipo y queremos que salga; seguro que vamos a ir", añadió Colomer de forma optimista.

Villaronga se ha unido a la promoción del filme en los últimos días tras completar el rodaje de una miniserie. "Las reacciones han sido muy positivas; la gente entendía la película por donde pienso que debe hacerlo. Es dura, pero entienden el mensaje y lo valoran mucho, al igual que el trabajo de los dos niños, que logra sorprender", manifestó el cineasta, de 58 años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios