La escena española despide a un intérprete emblemático

  • Familiares, compañeros y personalidades de la política señalan la riqueza y proyección popular de la carrera del fallecido Josá Sazatornil 'Saza'.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha transmitido sus condolencias a la familia del actor catalán José Sazatornil Buendía Saza, fallecido este jueves, al que ha calificado como "uno de los mejores cómicos españoles". El ministro ha lamentado la pérdida de "un actor muy reconocido y querido por el gran público". Del mismo modo, ha destacado del intérprete sus "maneras siempre educadas y afables" y su "vis cómica particular, potenciada por la esmerada interpretación con la que trabajaba". 

Para Méndez de Vigo, Saza formó parte de toda una generación de profesionales de la escena, muy prolíficos, con la que el cine español experimentó su despegue en los años 60 y 70. Del mismo modo, ha recordado que, con más de un centenar de películas, funciones de teatro y televisión, exploró numerosos géneros, incluido el musical, recabando éxitos memorables.

Por su parte, el secretario de Cultura del PSOE, Ibán García del Blanco, ha manifestado en un comunicado su tristeza por el fallecimiento, destacando de Saza que era "uno de los mejores actores del panorama nacional". En su nota destaca "el enorme talento de Saza", que "gozaba y gozará del reconocimiento profesional y del cariño del público español por formar parte de momentos importantes en su vida". "Hemos perdido a un artista brillante, a uno de los mejores actores del panorama nacional, sin el que sería inimaginable explicar algunos de los títulos más importantes del cine español en la segunda mitad del siglo XX", añade el PSOE en su comunicado.

María del Carmen Sazatornil, hija de José Sazatornil Saza, ha pedido que se recuerde a su padre "como lo que ha sido siempre: un gran actor". A la entrada de la capilla ardiente en Madrid, la hija de Sazatornil ha asegurado que la familia lo recordará además por ser "un señor". "Se ha ido como es él, en silencio, sin dar guerra", ha añadido. 

En este sentido, ha afirmado que no esperaban el desenlace y que la causa del fallecimiento ha sido la edad. Precisamente, un amigo de la familia ha puntualizado que Sazatornil no padecía ninguna enfermedad. Por otro lado, preguntada por cómo se encuentra la familia, Maria del Carmen Sazatornil ha explicado que "dentro del dolor", lo van "llevando lo mejor posible". La hija del actor ha agradecido a los medios "lo bien que se han portado" con su padre y ha asegurado que si Sazatornil estuviera presente, diría "chapeau".

Desde el ámbito cinematográfico, el director y productor Álex de la Iglesia ha lamentado el fallecimiento del actor. "Hablar de Saza es hablar del cine español", ha dicho. El director de Las brujas de Zugarramurdi ha comentado la enorme pérdida que supone para la familia del cine español la muerte de un intérprete tan emblemático. "Saza es un actor que siempre ha estado ahí, forma parte del cine español; hablar de Saza es hablar del cine español, ha estado presente en las mejores películas que se han rodado en España y su trabajo era siempre magnífico", ha recalcado. 

"Era un actor extraordinario y una persona bellísima, era un amigo. Lo traté en la época en la que fui presidente de la Academia y puedo asegurar que era una persona insustituible", ha resaltado el cineasta vasco. 

El también director y productor Fernando Colomo ha recordado la figura del actor catalán, "uno de esos cómicos que parecía que nunca se iba a morir". "Es un actor irrepetible, con su imagen del catalán un poco cabreado", ha comentado. "Estuve una vez a punto de trabajar con él, pero no salió", se ha lamentado el director madrileño, quien ha considerado que Saza hubiera hecho "una sátira maravillosa de lo que está pasando ahora en Cataluña", ha comentado con nostalgia. 

Colomo lo ha recordado en La escopeta nacional. "Él llevaba todo el peso de la parte cómica de la película, es imposible imaginar esa película sin él, sin toda la coña que se traía con los catalanes". "Fue un gran tipo y un gran actor, un actor fundamental en la comedia", ha señalado.

Para Concha Velasco, su amiga y compañera en muchos trabajos, Saza era "un señor muy serio, muy estudioso, muy culto y muy trabajador" y uno de los mejores actores del país, miembro del selecto club que formaban Landa, López Vázquez, González y Fernán Gómez. Ella tuvo "la suerte inmensa" de haber trabajado con él en el teatro y en el cine, y de haber sido amiga de su familia, de Carmen, su mujer, y de haber hecho con él Filomena Marturano, la obra de Dario Fo. "Hicimos una gira inolvidable. Afortunadamente tengo muchos y muy buenos recuerdos de Saza, sobre todo la admiración inmensa que despertaba de uno de los más grandes actores de nuestro país". 

El actor y presidente de la Academia de Cine, Antonio Resines, ha señalado sobre el fallecimiento de Saza, con el que trabajó en Amanece que no es poco, que el actor "se puede ir contento" porque "era uno de los grandes y la gente le tenía mucho cariño". "Es una pena. Me he enterado esta mañana aunque sabía que estaba fastidiado. Era un grandísimo actor y es una pena que se pierda alguien tan importante", ha indicado Resines.

Para el actor Imanol Arias, Saza, un ejemplo "de elegancia" y de "cariño hacia los demás", hizo suyo el consejo de Fernando Fernán Gómez y supo "perdurar" y "quedarse quietito y tranquilo para no estropear nada". Arias ha indicado que está "tranquilo" porque Saza "ha vivido mucho tiempo y bien". Sin embargo, ha precisado, "uno se pregunta cómo se muere en esta profesión", cómo se aparta uno de ella.

Para el también intérprete Javier Cámara, Saza era un actor "de cara de palo, de piedra, pero que te hace reír a carcajadas", un "ser maravilloso que hacía comedia desde un respeto increíble". "Es uno de los últimos actores de una generación brillante. Nos quedamos más huérfanos que nunca y será dificilísimo que nadie le releve", ha subrayado Cámara. "Creo que no hay ningún heredero ahora mismo. Era como el payaso blanco perfecto, un actor fantástico y un ser delicioso, que además era un tipo muy humilde y buena persona", ha añadido. 

Por su parte, el director del Festival de Cine de San Sebastián, José Luis Rebordinos, ha indicado que Saza era "uno de los grandes hombres de este país", y su desaparición supone "una gran pérdida para el mundo del cine y del teatro".

La Guardia Civil ha publicado en su cuenta de Twitter una entrada alabando el papel de Saza en Amanece que no es poco, la película de José Luis Cuerda en la que el actor barcelonés interpretaba a un miembro de ese cuerpo. "Saza interpretó magistralmente al cabo Gutiérrez de guardia civil en Amanece que no es poco. Hoy nos dejó. DEP", señala el mensaje, que incluye una foto de él con el uniforme de la benemérita.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios