De espaldas al cine de Fresnadillo

  • El director acudió ayer a una entrevista televisada camuflada de 'Master class'

Por aquello de que las apariencias engañan en la vida , como en el cine, nada es lo que parece. La sección formativa del Festival tuvo ayer su segunda sesión con una (supuesta) Master class impartida por el director Juan Carlos Fresnadillo y el productor Enrique López Lavigne. En el Auditorio del Museo Picasso de Málaga apenas quedaron asientos libres ante el privilegio de presenciar una clase magistral a cargo de los galardonados con el Premio Eloy de la Iglesia a los jóvenes valores de la industria española. Ante el asombro de los asistentes, prensa incluida, los primeros 40 minutos (la duración prevista era de 50) de la clase se dedicaron a grabar una entrevista para Canal Plus, patrocinador del taller.

Prácticamente de espaldas al alumnado, director, productor y entrevistador se concentraron en la charla, con el auditorio convertido en ese público que rellena butacas y hace bulto en programas televisivos. Para colmo, durante los primeros diez minutos apenas se oían sus voces. Cuando el sonido se recuperó los presentes agradecimos acceder a la reflexión de el director de Intacto sobre una profesión que parte de la premisa de contar historias "desde el entusiasmo" y con el "riesgo" como aliciente, afirmó Fresnadillo.

"Desde lo local se puede contar algo universal, como la suerte en el caso de Intacto o la posibilidad de una plaga universal en 28 semanas después", recordó. Al respecto del cine más exportable, desde la experiencia, López Lavigne aseguró que "las películas visuales viajan más". La visualización de temas y arquetipos "como la venganza o la culpa" han hecho que la perspectiva de ambos técnicos llegue a oídos del mismísimo Spielberg, con quien han convenido el desarrollo de su próximo thriller, Wednesday que acaban de rodar en Los Ángeles.

Y para tranquilidad de los aspirantes a cineastas, un recordatorio. "Los que hacen cine ya no son una élite sino gente que sabe combinar los códigos", apuntó López Lavigne. Lástima que la voz de los alumnos se escuchara sólo en los últimos diez minutos. Muchas manos alzadas y pocas dudas resueltas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios