"La existencia de Estopa depende de lo que quede de inspiración"

  • El vocalista David Muñoz, junto a su hermano, guitarra del grupo, José, actuarán esta noche en el Auditorio Municipal de Málaga a partir de las 22:30 para presentar su quinto álbum, 'Allenrok'

Entre risas y tabaco, el vocalista del dúo Estopa, David Muñoz, destacó que la vida de la agrupación durará el tiempo que dure la inspiración. Estopa actuará esta noche en el Auditorio Municipal a partir de las 22:30 para presentar al público malagueño su último trabajo, Allenrok.

-¿Qué es Estopa?

-Es una hermandad, no es sólo un grupo musical sino que es muchas cosas. No acabamos de distinguir el trabajo del no trabajo porque siempre hemos trabajado juntos y siempre hemos estado juntos, por lo que siempre ha sido un trabajo familiar que se lleva a lo personal. Nosotros somos lo que somos porque estamos juntos. Por separado nunca hubiese existido Estopa.

-¿Por qué decidieron llamarse Estopa?

-Porque había que ponerle un nombre. Nosotros nunca nos habíamos planteado el tema del nombre. Para los nombres siempre hemos sido regulares -risas- al igual que para los títulos de las canciones. Hasta que no comenzamos con una discográfica no nos planteamos lo del nombre de un disco. Porque antes éramos solo David y José. Estopa era una palabra que nos venía rondando por nuestro entorno, hicimos una serie de bases con lo que tenía que ser el nombre del grupo y era que sonara fonéticamente bien y que no fuera los y nada de eso.

-La rumba siempre ha sido una seña de identidad del dúo...

-La rumba entre otras. Nos gusta bastante el heavy, también nos gusta el rap, digamos la música que escuchamos. También nos gusta mucho la música de cantautor, de los buenos por supuesto -risas- y también la rumbita. La rumbita es algo genético, es algo que se lleva más en la sangre. La otra música quizás la vas aprendiendo. La vas escuchando y te planteas que hay más música más allá de la rumba.

-¿Cuál es su referente rumbero?

-Tenemos varios. Las rumbas de Camarón, de Peret, de Los Chichosson unos buenos referentes.

-Los Chichos sonaban en un tema.

-Sí, sí, sí, por ahí hay un letra que habla precisamente de eso.

-¿Qué supuso para ustedes salir de una fábrica de piezas de coches y colocarse en el número uno de la lista de ventas de España?

-Fue un cambio de trabajo bastante importante porque pasamos de ir por cuenta ajena a hacerlo por cuenta propia, y eso siempre es bueno. Somos unos afortunados por haber llegado a la gente con nuestro primer disco y llevar nueve años en esto. Yo pensaba que seríamos una moda, que sólo sonaríamos con el primer disco, por lo que yo había visto en grupos anteriores, que suenan un año y después desaparecen. Pero bueno, nos han callado la boca. Además es de agradecer en los tiempos que corren.

-¿Qué podemos escuchar en Allenrok?

-Hay de todo, desde un sonido nuestro tradicional hasta, por ejemplo, la primera canción del álbum que puede recordar a la banda sonora de una película de Tim Burton. Pero pasa por muchos sitios, el reggae, el heavy y el punk. Nunca habíamos hecho algo tan extremo, tan duro y tan heavy como en la primera canción del álbum. Pero bueno, acto seguido hay otra canción que a mí me recuerda a Antonio Vega, que es todo lo contrario. Está claro que se puede contar historias con distintas músicas.

-¿Se mantiene la fórmula rumba-rock de discos anteriores?

-Bueno, sería rumba-reggar-punky-rap-heavy (risas), vamos, de todo un poco.

-¿Qué les ha permitido producir su quinto álbum íntegramente?

-Quizás por el hecho de haberlo producido nosotros, hemos sacado un disco tan diverso y un poquito más diferente a los demás.

-¿Qué transmiten con sus letras?

-Simplemente queremos dar a entender nuestro modo de ver la vida con cierto ingenio, jugando con las palabras e intentando llegar a la gente con palabras sencillas.

-¿Cuál es la situación de las discográficas actualmente?

-Su situación es la de siempre: venden discos, el representante vende conciertos, todo sigue igual.

-A mejor o a peor

-Bueno, depende cómo se compare. Si se compara con hace unos años, pues a peor, si se hace con otras industrias, pues se mantiene.

-Si lo comparamos con hace un año...

-Antes quien triunfaba mucho vendía en torno a un millón de copias. Hoy en día si vende 200.000 debe de darse por satisfecho. Nosotros tenemos la suerte de estar entre los cuatro o cinco grupos que vendemos esa cantidad.

-La piratería.

-También tiene que ver. La gente se ha acostumbrado a tener música gratis. Aunque sigue habiendo una resistencia que compra discos, la mayoría de la gente se ha dado cuenta de que la música se puede conseguir de manera gratuita, algo difícil de combatir. Moriremos con las botas puestas.

-¿Qué es lo que va a ver esta noche el público malagueño?

-Va a poder ver nuevas canciones, porque para nosotros es muy importante bautizar nuestras canciones en directo. Además hacemos un recopilatorio con otras canciones que creemos que ha llegado a la gente a lo largo de todos estos años y como siempre sin guión y al toro. Cuando salimos al escenario, nos damos un par de palmaditas en la cara, nos activamos el bluetooth psicológico y para delante. Cada concierto es totalmente distinto.

-¿Proyectos futuros?

-Todavía no hay proyectos. El año que viene es nuestro décimo aniversario y la compañía estará pensando en algo, pero yo ahora mismo estoy pensando en el concierto de Málaga. Cuando se está en gira, se está en gira.

-¿Cómo se está desarrollando la gira, precisamente?

-La verdad es que muy bien. Era la que queríamos nosotros en cuanto a número de conciertos, 45, ni uno más ni uno menos. Fue un número que decidimos antes de la contratación porque creemos que en nuestras giras anteriores ya hemos tocado en muchos sitios. Es evidente que al principio había que tocar y aprovechar todos los lugares pero ahora también cuenta que tenemos la suerte de poder vivir como nosotros queremos. Preferimos trabajar de lo que nos gusta pero, mientras nos lo permita la gente, hacer una gira a nuestra medida, con la que estaremos más frescos.

-¿Hasta cuándo durará Estopa?

-Eso nunca se sabe, la existencia de Estopa dependerá de lo que quede de la inspiración.

-Todavía queda mucha.

-Sí, pienso yo. No lo sé, es lo que siempre te tiene en vilo, que no se sabe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios