La exposición 'El corazón manda' de Santiago Ydáñez recibe más de 28.000 visitas

  • La muestra se despide del CAC Málaga después de tres meses 

Santiago Ydáñez, en el CAC , en la presentación de 'El corazón manda '. Santiago Ydáñez, en el  CAC , en la  presentación de 'El  corazón  manda '.

Santiago Ydáñez, en el CAC , en la presentación de 'El corazón manda '. / Marilú Báez

La exposición del artista jiennense Santiago Ydáñez El corazón manda se despide del Centro Arte Contemporáneo (CAC) Málaga con 28.707 visitas.

La exposición mostraba una selección de sus creaciones de los últimos diez años, desde algunos de sus característicos rostros, a animales, obras reinterpretadas de la Historia del Arte, desmembramientos, escenas de soft porn con incursiones de animales o figuras desnudas femeninas.

Estas, siempre, realizadas "bajo la pincelada veloz y decidida que caracteriza a Ydáñez, con la que consigue la inconfundible belleza desgarradora de sus obras". El artista oscila entre el expresionismo más intenso y el romanticismo más frágil, según han recordado desde el CAC a través de un comunicado.

Ydáñez genera un mundo propio con reminiscencias barrocas, del que se inspira en los bodegones, las naturalezas muertas, temas que para él recogen la religión y lo profano.

El artista, tiene muy claro cuál es el sentimiento que quiere transmitir, por esta razón, en numerosas ocasiones, utiliza su propio cuerpo, y maquilla su cara, para conseguir este hecho pictórico. En otras ocasiones, parte directamente de fotografías, de ahí las tonalidades en blanco y negro. Ydáñez tiene muy definidos varios registros emocionales, por un lado, uno marcado por lo lírico, místico, sereno y sensual, y por el otro, brutal, estridente y violento.

Además, aunque ha ido introduciendo poco a poco el color, si algo le caracteriza, son los trazos grises y negros que desde sus comienzos han dado vida a sus enormes retratos cuyos formatos recuerdan los de un plano corto del cine, y que parecen descubrir las fotografías a las que hacen referencia sus obras de temática teutónica. Ydáñez solo utiliza color cuando considera que es necesario. Empezó a incorporarlo en las imágenes religiosas, pensaba que las carnaciones de la policromía barroca es un complemento espiritual a la propia expresión de la imagen. El color con el óleo es más interesante y más carnoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios