El fiscal pide el archivo de la demanda de Fajardo contra Bautista

  • El ex responsable de la SGAE tachó al arquitecto de "negligente", según la denuncia

El fiscal pidió ayer el archivo de la demanda presentada por el arquitecto Santiago Fajardo, que realizó varios proyectos para la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), contra el ex responsable de la entidad Eduardo Bautista por una supuesta intromisión en su derecho al honor. "Es el tiempo de los jueces. Cuando ellos terminen de hablar, hablaremos nosotros", dijo Bautista al término de la vista que se celebró ayer en un Juzgado de Majadahonda (Madrid). Bautista, que se encuentra imputado desde hace casi un año por la Audiencia Nacional en relación a un supuesto desvío de fondos en la entidad, aseguró desconocer si en mayo de 2011 la SGAE emitió un comunicado en el que se calificaba de "negligente" la labor de Fajardo. En ese comunicado, la entidad aseguraba que había decidido finalizar el contrato con Fajardo debido a los "sucesivos incumplimientos y negligencias en la gestión y dirección de las obras de construcción" del Auditorio Arteria-Al Andalus, en Sevilla.

Por el contrario, el arquitecto aseguró que había sido él quien había decidido presentar su dimisión y renunciar a finalizar las obras del auditorio, que comenzaron en 2007. La defensa del arquitecto sostuvo en la vista que la divulgación de ese comunicado se realizó a instancias de Bautista después de que Fajardo comunicara a la Junta Directiva de la SGAE su convencimiento de que había múltiples irregularidades en la ejecución de las obras del auditorio.

Según el letrado de Fajardo, tras 20 años de dedicación a la SGAE, se "crucificó públicamente" su carrera sin que hubiera ningún fallo en la ejecución de las obras y poco después de que Bautista le ofreciera que llevara a cabo otro proyecto. Por su parte, el ex dirigente de la SGAE sostuvo que no consideró negligente la actuación de Fajardo, sobre quien tenía "una alta estima profesional". Bautista recordó que surgieron algunos problemas en el seno de la dirección técnica de la obra del auditorio y que se fueron poniendo de acuerdo "hasta que fue imposible". En su informe, el fiscal ha insistido en que la expresión "negligente" no tiene la suficiente entidad para considerar vulnerado el derecho fundamental al honor .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios