Una galaxia de nostalgia

  • Cuarenta años después de 'Una nueva esperanza', y con Luke Skywalker recuperado para la acción, hoy llega a las salas 'Star Wars: Los últimos Jedi'

Si a cualquier pardillo nacido en 1977 le hubiesen prometido en su infancia que cuarenta años después se estrenarían en una misma temporada nuevas secuelas de Alien, Blade Runner y Star Wars, los lagrimones habrían corrido a destajo. Hace poco más de una década eran los adolescentes los que sostenían la taquilla en un mercado, el cinematográfico, que no acertaba a tragarse la patata caliente de la revolución digital; ahora, son los nuevos adolescentes, los cuarentones irredentos, los que descubren toda una industria de Hollywood puesta al servicio de sus más púberes deseos. Dos años después de que J. J. Abrams recuperara la saga galáctica más entrañable con El despertar de la fuerza, el mundillo Star Wars vuelve a vestirse de gala con el estreno hoy viernes, justo cuarenta años después de aquella Una nueva esperanza que dejó embobada a toda una generación, del octavo episodio, Los últimos Jedi, película dirigida por Rian Johnson con Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Óscar Isaac, Mark Hamill, Carrie Fisher, Benicio del Toro y Laura Dern en el reparto. Si en El despertar de la fuerza aquellos cuarentones gozaron del reencuentro con Han Solo (quien tendrá su spin off particular de la mano de Ron Howard la próxima primavera) y el Halcón Milenario, aquí podrán saciarse a gusto con la definitiva recuperación de Luke Skywalker a la iconografía galáctica y con la última comparecencia real de la Princesa Leia en la figura de la recordada Carrie Fisher. Los preestrenos de la noche de ayer se saldaron con las colas, disfraces y ambientes consabidos. La taquilla, claro, respira por Navidad.

Paco Fox, uno de los coordinadores de la Cutrecon de Madrid, dedicada este año al espacio, y autor del epílogo del libro La guerra de los clones. Más allá de Star Wars, de próxima aparición, confirma a este periódico que La Guerra de las Galaxias supuso un "cambio del paradigma narrativo en el cine": "Antes, las películas iban dirigidas principalmente a un público adulto y urbano, y se estrenaban en grandes cines. Pero, en 1975, llegó un éxito rompedor como es Tiburón, que va a cambiar el modelo, y La Guerra de las Galaxias lo confirma. George Lucas inauguró el cine de género, que es aquel que no es drama ni comedia, sino terror, ciencia-ficción... que se caracterizará por un estreno masivo en muchas salas, con mucha publicidad y orientado a un público más joven", explica. "Lo que se hizo, básicamente, fue dignificar lo que se consideraban géneros menores, serie B, producciones de bajo presupuesto y dedicadas a programación matinal. De repente, quedó claro que aquél era el camino. Hay que tener en cuenta que la creación se mueve por ciclos de nostalgia de veinte, treinta años. Ahora estamos rememorando los 80; en los 80, rememoraban los 50-60 -desarrolla-. Lucas, Spielberg... habían crecido con esos géneros menores, los seriales de aventuras, y lo que más habían visto ir un paso más allá era El planeta prohibido, así que se dijeron: 'Vamos a hacer el cine que nos molaba de pequeños'. Fueron ellos los que llevaron a este tipo de género al gran presupuesto, y lo dominaron".

Las primeras críticas de Los últimos Jedi apuntan a un cambio de rumbo en las manos de Rian Johnson (artesano de la ciencia-ficción en films como Looper) con un tono más político. A ver qué opinan los nostálgicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios