"Somos de una generación hedonista, en la que no pega la reivindicación"

  • Laura Insausti, vocalista de la banda malagueña, lleva 11 años de carrera musical · La formación mantiene contacto con discográficas de Madrid para grabar su primer álbum y espera no perder su seña de identidad

Dry Martina es el proyecto promovido por la malagueña Laura Insausti, cantante de bandas como Duty Free -power pop&funk-, Free Soul Band -banda de versiones clásicas de soul- y la formación femenina Miss Moneypenny -electrorock-. Con once años de trayectoria musical, en 2003 decidió, en medio de una borrachera de Martini, aprender del jazz vocal y reinventarse como Dry Martina. En estos cinco años, la formación ha sufrido diversos cambios hasta acabar en Laura Insausti como vocalista y compositora, Jaime Ríos al trombón, Jorge Blanco al bajo, Juani Bandera en la batería, al piano y hammond Jesús Durán y Rafa Insausti (hermano de Laura) como compositor y guitarrista. La banda está a la espera de grabar su primer álbum.

-¿Qué es Dry Martina?

- Dry Martina es un grupo de retropop que surgió en 2003, aunque la formación original ha cambiado, salvo yo. No sabemos qué estilo hacemos, canciones pop con influencias antiguas de soul, jazz y sobretodo swing. Nosotros decimos que tenemos un estilo propio que es el retropop.

-Lleva once años en el mundo de la música sin un disco, ¿es un sueño frustrado?

-La verdad es que un poco sí. Por mí hubiésemos grabado veinte pero sólo hacíamos versiones. Llevamos un año y medio componiendo canciones propias en español. Pero ahora estamos en ello, aunque estas cosas tardan. Llevamos un año y medio conversando con discográficas de Madrid pero aún no hay ninguna firma. Ahora mismo vamos pasito a pasito, y esperamos que pronto salga a la luz nuestro primer álbum.

-¿Se ve más cerca de conseguir su sueño?

-Se ve un poco más cerca. Pero aún no queremos decir nada porque muchas veces se queda sólo ahí, en conversaciones. Ya tenemos veinte temas, tendríamos que cerrar los que formarían parte del disco, pero me da miedo porque hasta que no firme el papel no hay nada.

-¿Es duro hacerse un hueco hoy en el mundo de la música?

-Sí, por supuesto. Para nosotros ahora es el peor momento porque las discográficas están en pleno cambio, el mundo de la música está en plena crisis tanto por internet como por el top manta. Todo esto hace que las discográficas pierdan dinero y no apuesten por grupos nuevos. Necesitan plantear un cambio. Que apuesten por grupos nuevos ahora mismo me parece misión imposible. Si hubiésemos estado en los años 80, a lo mejor con el boom musical en España hubiese sido más fácil.

-¿Qué puertas le abriría grabar un disco?

-A nosotros nos encanta tocar. Está claro que nuestro sueño es llevar al mercado nuestro primer álbum. Pero más que nada para poder acceder a tocar en mejores sitios, tener un álbum que te permita actuar en vez de en bares o bodas, en festivales y salas. Más que nada, grabar un disco permite subir un escaloncito que nos lleve a tocar en salas mayores. Y a partir de ahí, tienes que seguir, no se para el mundo ahí.

-¿Cómo va a ser ese disco?

-Por desgracia no nos van a dar a elegir cómo va a ser. Supongo que tendremos que firmar con alguien y ese alguien querrá vender. Lo que pasa es que a nosotros nos gustaría que la discográfica nos hiciera un poco de caso para hacer promoción, que no intente cambiar nuestro estilo. Que Dry Martina se haga un hueco en el panorama musical pero que no quieran hacernos más comerciales, porque perderíamos nuestra identidad. Nuestro sueño es vivir haciendo canciones.

-¿Qué queréis transmitir con vuestras letras?

-La verdad es que es algo complicado. Somos de una generación en la no pega la reivindicación. Vivimos en un mundo de la filosofía del hoy. Nuestras canciones son de tipo hedonista, en busca del placer. Son letras sencillas sobre lo que nos pasa. Tampoco somos poetas. A mí me gusta reírme con las letras y que la gente que las lea o las escuche tenga una sonrisa pícara, con un poco de ironía. Tampoco tenemos muchas canciones tristes. Casi todas son alegres.

-En ese disco que está en proyecto, ¿qué tipo de temas incluirá?

-De los que hemos compuesto, seguramente será Musaraña, que es la que más le gusta a la gente. La verdad es que aún no hemos decidido los temas. Las letras han sufrido una evolución, antes eran temas más infantiles y ahora son más maduros. Con la elección de temas va a haber sorpresas.

-Cuando comenzó en la música cantaba en inglés. Dry Martina ha escogido el español. ¿Se nota la diferencia?

-La verdad es que sí. Componer en inglés es mucho más fácil debido a su estructura , con tres sílabas puedes hacer una frase. En español es mucho más complicado. Las palabras son agudas, llanas... por lo que las melodías cuesta más encajarlas. Aparte, en inglés se puede decir perfectamente I love you yes, yes, yes; pero en español decir te quiero sí, sí, sí suena fatal.

-¿Cómo se ve Dry Martina en el futuro?

-Nosotros queremos vivir de la música, que es lo que nos gusta. Preferimos una carrera larga y poco a poco, que corta y de sopetón. No nos gustaría que el primer disco fuese un superventas y que del segundo no vendiésemos ninguno. Llevamos tanto tiempo que sería muy triste subir para caer de golpe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios