publicación La Universidad de Málaga edita un libro sobre las exposiciones de este espacio de 2008 a 2010

Cómo hacer de un lugar de paso un punto de encuentro

  • Galería Central ilustra en un catálogo su trayectoria, nacida en las facultades de Ciencias de la Comunicación y Turismo

Se necesita trabajo, talento y tenacidad para hacer de un mero pasillo una galería de arte. Pero se requiere algo más para convertir "un lugar de paso en un punto de encuentro". Tecla Lumbreras quiso subrayar ayer la transformación que desde 2008 ha sufrido el edificio que alberga las facultades de Ciencias de la Comunicación y Turismo desde que la Galería Central se apoderó de uno de sus pasillos. Como directora del proyecto, la profesora y gestora cultural recordó el triunfo de la sinergia docente-alumno en la creación de este espacio expositivo permanente, "modélico por la cantidad de gente que ha pasado por él", añadió durante la presentación en el Ateneo del catálogo que recorre en imágenes y textos los dos primeros años de vida de Galería Central (2008-2010). La publicación debe su gráfica y logotipo al diseñador y profesor de esta Facultad, José Fernández Oyarzábal.

Desde su inauguración, este espacio se propuso servir de catalizador de la creatividad del alumnado desde asignaturas que tienen al arte como núcleo de trabajo. Así, desde Creación Publicitaria, Fotografía Artística y Publicitaria, Diseño Gráfico, y Creación y Análisis Audiovisual han nacido las diferentes ideas que han ido dando forma a esta Galería Central. "Este fue mi proyecto universitario y acabé especializándome en gestión cultural", detalló ayer Pablo Rodríguez, exalumno de la Facultad de Ciencias de la Información y hoy coordinador del proyecto. Situada en una zona de acceso a las aulas de la planta baja, esta singular galería ha conseguido, desde su misma razón de ser, romper con el concepto tradicional de centro de arte. "Cuando empezamos en esto pensábamos que una sala de exposiciones sería solo un marco temporal y artístico para compartir historias", recordaba Tecla como leiv motiv de una iniciativa nacida "de abajo a arriba" a través -insistió su directora- del "diálogo entre profesores y alumnos". Como decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Juan Antonio García Galindo puso el acento en la dificultad de "mantener en una facultad tanto tiempo un proyecto cuando no hay una clara recompensa", advirtió.

Galería Central quiere atraer especialmente aquellos proyectos relacionados las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias creativas, tales como fotografía, instalaciones, arte electrónico, arte digital, video-arte, arte en la red o música electrónica. El modelo que propone persigue que cada exposición sea un acontecimiento que involucre a los estudiantes, puesto que son ellos los que realizan todas las labores de programación, diseño y comunicación del evento.

Gracias a las incorporaciones de nuevos miembros a la comunidad universitaria, y al público que cada 20 días se aglutina alrededor de sus ocurrentes inauguraciones o que circula diariamente por sus instalaciones, el proyecto continúa enriqueciéndose con nuevas propuestas.

Lo que empezó siendo una simple semana cultural hace poco más de tres años se ha convertido ya en un referente en maximización de los recursos. O como dijo Chaplin. "Si yo tengo una puerta y una ventana yo puedo empezar a hacer cosas", suscribió ayer Tecla Lumbreras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios