Tras la huella de un libertario

  • Esteban Alcántara es autor de 'Réquiem por Torrijos', una llamada de atención a los seis últimos días del general en Málaga, sus hitos y a la protección de su patrimonio

Comentarios 1

En tiempos poco propicios para proclamaciones de libertad, el general José María Torrijos luchó contra corriente. Encabezó el alzamiento contra el régimen absolutista de Fernando VII, sofocado con el fusilamiento de los participantes en la sedición en las playas de Málaga.

Han transcurrido casi 200 años de aquellos acontecimientos pero su memoria continúa latiendo por rincones de la provincia, algunos de ellos víctimas de la desidia. En el intento por evitar que su figura descanse en el olvido , trabajan historiadores como Esteban Alcántara que acaba de publicar Réquiem por Torrijos , editado por el Área de Cultura de Alhaurín de la Torre.

"Me produce cierta inquietud ver que los lugares relacionados con José María Torrijos en su desembarco de 1831 en Málaga están tan mal", lamenta Alcántara como leiv motiv de la elaboración de este compendio de hitos, algunos de ellos inéditos, en torno al general y, más concretamente, a sus seis últimos días en Málaga.

Entre las deudas de la provincia a su figura, el historiador destaca en este volumen la recuperación del refectorio del antiguo convento de El Carmen en El Perchel, de la antigua Alquería del conde de Mollina en Alhaurín de la Torre (donde hicieron prisioneros al grupo de Torrijos y derruido a finales de los 80), así como la señalización en la playa de Mijas del punto donde había desembarcado.

Para el primer trabajo de documentación y rastreo, Alcántara se rodeó de un equipo de expertos con el que logró rescatar viejos textos de la época y "documentos inéditos sobre el personaje", recuerda su autor. La investigación le llevó en 1993 a dirigir un equipo de trabajo durante cuatro meses en lo que hoy se conoce como ruta de Torrijos y que abarca desde el desembarco en la playa del Charcón hasta la antigua Alquería de Mollina. El resultado dio forma en 1999 al primer libro sobre el personaje editado también por el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

"Alargamos el trabajo de investigación y nos hicimos con más documentos que podían conformar los últimos seis días de Torrijos en Málaga. Pero desde 1999 hasta prácticamente unos meses hemos recopilado datos nuevos", avanza Alcántara .

Entre los puntos más relevantes de este Réquiem por Torrijos, su escritor señala el descubrimiento del "verdadero lugar" donde fue fusilado. "La cruz que hay en El Bulto nunca lo ha señalizado bien, ni siquiera cuando la Revolución Gloriosa en 1868 se colocó en su sitio", critica. Esta nueva publicación designa el enclave exacto "un poco más al noreste de donde está ahora", indica Alcántara mientras señala uno de los planos con los que se ha trabajado superpuestos a otros de distintas épocas, a partir de los cuales ha arrancado todo un trabajo de campo .

El estudio saca a la luz algunas de las armas de Torrijos así como el bastón del mariscal "que nadie sabía donde estaban y los galones que hemos solicitado al Museo del Ejército", añade el historiador. Gracias a la labor de las Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831 (de la que él es miembro fundador) la figura de Torrijos se conmemora periódicamente con las recreaciones que llevan organizando desde hace seis años.

Tanto Alcántara como su equipo de investigadores agradecen al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre que se haya hecho con un edificio para convertirlo en un centro de interpretación en torno a Torrijos (las obras empezarán antes de verano) y en cuya construcción trabajará el arquitecto asesorado por la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831 "Nos gustaría que en El Perchel hubiera otro centro de interpretación en torno a Torrijos y la Málaga liberal, lo hemos solicitado al Ayuntamiento", explica. Alcántara reconoce que los casi dos siglos transcurridos en Málaga han estado salpicados de "etapas de apogeos, silencios y fluctuaciones", matiza.

Réquiem por Torrijos está ilustrado con imágenes alusivas a episodios de su historia y a los diferentes actos que en la provincia se han celebrado en su nombre. Juan Pacheco s e ha encargado de una parte importante de estas fotografías, además de colaborar en la investigación y traducción de documentos. Entra las colaboraciones Alcántara hace una mención especial a los familiares de Torrijos y de compañeros suyos como Robert Boyd, con los que la asociación ha estado en contacto.

La publicación sale a la venta con un millar de ejemplares disponibles en el Área de Cultura del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios