La iglesia del Sagrado Corazón recupera los autos sacramentales

  • El 1 de marzo a las 20.30 el templo acogerá con carácter gratuito el 'Auto de la Pasión', dirigido por Ricardo Pereira y protagonizado por el malagueño Jaime Ordóñez

El auto sacramental es el género teatral más antiguo de España y buena parte de Europa. Aparecido en la Baja Edad Media como expresión piadosa de la fe cristiana, tuvo su apogeo en el Renacimiento y mantuvo su vigencia hasta el Barroco, vinculado a las festividades religiosas y escenificado casi siempre en las iglesias. Desde el ejemplo más antiguo, el Auto de los Reyes Magos, mantuvo su esencia en la representación de los hechos narrados en los Evangelios con una motivación más beata que dramática, aunque anticipó buena parte de los mecanismos emocionales que en el Siglo de Oro emplearan Calderón y Lope. Con la vista puesta en la próxima Semana Santa, Málaga recuperará este tesoro y recibirá el 1 de marzo, en la iglesia del Sagrado Corazón de calle Compañía, el Auto de la Pasión.

Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento que pretende tener continuidad en el futuro y que pisará su primer peldaño con un estreno nacional absoluto de importante proyección. El montaje, que comenzará a las 20.30 y que se presenta con carácter gratuito, está dirigido por Ricardo Pereira (colaborador del Festival de Arte Sacro de Madrid y experimentado creador escénico con especial inclinación por los textos medievales) y cuenta con un jugoso reparto, con actores como Claudia Molina, Joan Llaneras, David Durán, Emma Álvarez, Alejandro Albarracín y el malagueño Jaime Ordóñez. La producción cuenta con la interpretación musical en directo de la formación CO3, que aúna orquesta y coro con maestros de diversas agrupaciones de España, como el Orfeón Donostiarra y la Orquesta de RTVE. El aforo que quedará a disposición del público en el templo tendrá capacidad para 500 personas.

El propio Jaime Ordóñez explicó ayer que el Auto de la Pasión que podrá verse en Málaga "parte del texto de Lucas Fernández, que fue un importante músico y dramaturgo del siglo XV, al que Ricardo Pereira ha añadido fragmentos de otros autores de la época, como Alonso del Campo, Gómez Manrique y Juan del Encina". Ordóñez explicó que, de manera básica, pueden distinguirse dos tipos de autos sacramentales: uno que representa el episodio bíblico tal cual "y otro, al que corresponde el Auto de la Pasión, que se denomina evocación oblicua y en el que los distintos protagonistas recuerdan la vida y la muerte de Cristo". El malagueño encarna en este montaje a Pedro, mientras que el resto de intérpretes se reparten los roles de María Magdalena, Juan, María de Cleofás, Judas, la Virgen Madre, el profeta Jeremías, el Ángel de la Resurrección y el Maligno.

Ordóñez definió el Auto de la Pasión como "la obra más importante del teatro primitivo español" y apuntó que haría falta remontarse a siglos "para encontrar la última vez que se representó en una iglesia, como se hará en Málaga".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios