Álex O'Dogherty. Músico y actor

"A mí lo que me impone son los asientos vacíos"

  • Después de dar el cante en la gala de los Goya, el artista celebrará el próximo Día de Andalucía en La Cochera Cabaret.

Su intervención fue una de las más sonadas en la pasada gala de los Goya, pero Álex O'Dogherty no para. El próximo 28 de febrero regresará a su casa habitual en Málaga, La Cochera Cabaret, con dos funciones de su espectáculo Lo mejor de lo peor.

-Llamar a un espectáculo Lo mejor de lo peor requiere cierta honestidad. ¿Qué ofrece aquí de distinto al público?

-En realidad este espectáculo es una especie de apaño que me he inventado, entre un espectáculo y otro. Ahora tengo el plan y el proyecto de hacer otro nuevo, como me puse a hacer The Hole, y con La Bizarrería, sacar el disco... Pues no he tenido tiempo. Entonces decidí para algunos bolos que me salían sueltos de monólogos, para no hacer lo de siempre y para no rechazarlos tampoco, empecé a coger cosas que no había hecho antes o los mejores momentos de algunos monólogos, de algunos espectáculos... En este Lo mejor de lo peor, como su propio nombre indica, deja ver que es una especie de grandes éxitos, por así decirlo, en el que repaso un poco los mejores momentos de varios espectáculos, de Y tú, ¿de qué te ríes?, del espectáculo con La Bizarrería... Hay cosas que no he hecho nunca y de repente, también me permito, a veces, probar cosas nuevas, de hecho esta noche haré una cosa nueva que no he hecho nunca.

-Sin lugar a dudas, la base principal de esta función es el humor. ¿Es más de calle, o eso que llaman humor inteligente?

-En este espectáculo no hay concesiones al dramatismo, está hecho para reír. Por otro lado, tampoco me gusta lo fácil, esa palabra no va conmigo, ni para el humor ni para todo. El humor inteligente es una cosa que me gusta depende de cómo se entienda, también me gusta que la gente piense , reflexione de muchas cosas... No es éste un espectáculo psicológico.

-En este espectáculo está solo en el escenario. ¿Cómo consigue acaparar la atención de los espectadores?

-Procuro hacerlo bien. Para captar la atención del público tienes que hacer que cada minuto del espectáculo sea bueno. Si un minuto empieza a flojear... Pues lo que intento es que sea todo bueno. Si realmente la gente está pendiente una hora y media o dos horas, será que lo hemos conseguido.

-Usted es un poco Juan Palomo con este show. ¿Es más fácil trabajar de esta manera?

-No lo sé. Lo que pasa es que llevo tantos años acostumbrado a hacer esto que me viene bien, tanto una cosa como la otra. Hay veces que lo agradezco. Hay veces que llevo mucho tiempo haciendo monólogos y de repente me apetece trabajar con gente, y estoy muy contento haciendo teatro con un texto que ha escrito otra persona... Pero mis espectáculos siempre van a ser una cosa muy personal mía y que siempre voy a querer hacerlo.

-Una de las particularidades de este espectáculo es que el público suele situarse en el escenario, con usted. ¿Esto impone?

-No me olvido del público nunca. A mí lo que me impone son los asientos vacíos, los asientos llenos no me imponen nada y cuanto más llenos mejor. A mí no me impone, me pone. A mí me impone que no vaya público, eso sí, me causa depresión. Afortunadamente no me pasa, pero me ha pasado y me puede pasar un día, tengo que estar preparado para eso. No me impone que haya gente, y que esté cerca, menos.

-Aunque usted es natural de San Fernando, es de suponer que le apetece volver a Málaga.

-Por supuesto. Todo lo que sea actuar en Málaga, en Cádiz o en Sevilla, que también ha sido un sitio muy importante para mí, me motiva especialmente. Ya no sólo porque el público de allí es muy cercano, sino porque siempre me reencuentro con muchos amigos. Es un regalo añadido que tengo a eso. En realidad a todos los actores nos encanta actuar en nuestro sitio, para nuestra gente, para nuestras familias, nuestra gente, es lo que nos da energías.

-Actualmente se encuentra representando tres espectáculos algo parecidos entre sí, como son este monólogo, un concierto-show, y un cabaret. ¿En estos tiempos el actor tiene que ser más versátil que nunca?

-Cuanto más tengas tú para ofrecer, más tendrás también para recibir. Más podrás tú, claramente, ofrecer variedad para que la gente pueda elegir. También hay que inventarse las cosas, nadie va a venir a dártelo. Hay que currárselo. Eso, afortunadamente, no me pilla de sorpresa, porque es lo que llevo haciendo toda mi vida. Si ahora tengo tres, mi idea en un futuro es tener cuatro, o cinco espectáculos, para que la gente pueda elegir.

-¿Cuenta con una próxima bajada del IVA para ponerlo más fácil?

-­Lo de la subida del IVA cultural al 21% es un castigo, por no decir una venganza, y como tal ya está bien. Hasta quienes lo han promovido han perdido dinero, ni siquiera han recaudado lo esperado. Lo peor es la desesperanza que ha sembrado entre los artistas. Antes, montar una compañía de teatro con cuatro era arriesgado, pero ahora es imposible. En La Bizarrería somos seis y, como te decía, nos ha costado dinero salir a tocar. Pero no van a poder con nosotros. Seguiremos haciendo lo que mejor sabemos hacer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios